Otra vez las tasas de homicidios

Otra vez las tasas de homicidios

notitle
09 de enero 2014 , 06:42 p.m.

En 1986, el Diario del Caribe, de Barranquilla, cerró su edición de fin de año con un titular que cubría todo el ancho de la primera página. Registraba el balance anual de los homicidios en todo el país: más de 11.000, según informes oficiales. La cifra era entonces impactante y su publicación parecía de aguafiestas, mientras otros medios, en razón de la fecha, destacaban imágenes felices para recibir el año nuevo.

Aquella cifra impactante puede parecer minúscula frente a su crecimiento exponencial en los años posteriores. A comienzos de la década de 1990, la tasa de homicidios anual fue superior a los 80 por 100.000 habitantes, la más alta del mundo. A comienzos de la siguiente década, la cifra anual superó los 30.000, según el Dane. Otras fuentes –Medicina Legal y la Policía– reportaron números menores, pero aún extraordinariamente altos: más de 25.000 homicidios por año.

Tras amainarse las fiestas, enero se ha convertido desde hace tiempo en el mes de los balances sobre la situación de seguridad en el país, donde el comportamiento de la tasa de homicidios es un indicador de profunda relevancia. Cualquier balance debe tener siempre en cuenta, claro está, el contexto histórico que acabo de reseñar. Hay que saber bien de dónde venimos. Y venimos de una crisis de magnitudes pavorosas.

Los recientes reportes del Gobierno vuelven a ser alentadores: “Reducción del homicidio en un 8 por ciento, pasando de 16.033 casos en el 2012 a 14.782 en el 2013”, informó el presidente Santos en su cuenta de Twitter a comienzos de la semana. Parecería ser una de las bajas más significativas de los últimos años.

Ya los expertos cotejarán las cifras de la Policía con las de Medicina Legal y el Dane para ofrecer un cuadro más preciso. Pero los indicadores señalan que, en materia de homicidios, seguimos en una tendencia descendente y esperanzadora. Estas buenas noticias, sin embargo, no pueden invitar a complacencia alguna. Además de ser en sí mismas cifras aterradoras, el volumen de homicidios es aún mucho más alto que el de 1986. Es decir, hemos avanzado. Mas los avances no han sido suficientes, ni siquiera para regresar a las dimensiones ya graves de mediados de la década de 1980.

¿Qué hacer? Lo primero es redoblar esfuerzos para reconocer con mucha mayor atención la gravedad del problema: seguimos inmersos en una crisis humanitaria de proporciones descomunales.

Es urgente mantener la seguridad en el puesto prioritario de la agenda nacional. Heraldo Muñoz, subsecretario general de la ONU, propuso en noviembre del 2012 que en cada país latinoamericano deberían suscribirse “acuerdos de seguridad” entre el Gobierno, los partidos políticos y la sociedad civil, para hacerle frente al serio problema, generalizado en el continente. Tal acuerdo es imperativo en Colombia, donde la tasa de homicidios es aún de las más altas de la región, y donde las perspectivas de paz vienen acompañadas de inmensos retos de seguridad.

En su alocución de Año Nuevo, el presidente Santos enumeró una apreciable lista de logros del 2013. “¡Qué bueno poder decir que terminamos el año con el más bajo nivel de desempleo en muchísimo tiempo”, dijo al abrir el listado de avances, seguidos de mejoras en luchas contra la pobreza y la desigualdad, en aumentos en la inversión y reducción de la inflación, y en avances en salud, educación y vivienda. No se conocían aún las noticias sobre las bajas de homicidio, que deberían haber encabezado la lista.

El Presidente auguró una “gran transformación” para Colombia. Ninguna transformación puede ser concebible sobre unas tasas de homicidios que nos siguen identificando con una sociedad bárbara.

Eduardo Posada Carbó

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.