Canciller Angela Merkel comienza año y tercer gobierno a media marcha

Canciller Angela Merkel comienza año y tercer gobierno a media marcha

Sufrió una fractura en la pelvis esquiando. Suspenderá parte de su agenda por tres semanas.

notitle
06 de enero 2014 , 07:58 p.m.

Sin todavía haber acabado de recuperarse del schok que les ocasionó el accidente de esquí que sufrió su compatriota, el ídolo de la Fórmula Uno, Michael Schumacher el pasado 29 de diciembre, este lunes los alemanes tuvieron que confrontarse con la mala nueva de que su jefe de Gobierno, la Canciller Angela Merkel, también fue víctima de una aparatosa caída sobre el hielo de los alpes suizos, que le produjo una fractura en la cavidad pélvica y la mantendrá semi-incapacitada durante por lo menos tres semanas.

A diferencia de Schumacher que practicaba esquí de bajada en los Alpes Franceses, Merkel estaba practicando esquí de fondo, en compañía de su esposo, Joachim Sauer, en una pista cercana a la población de Engadín en la Suiza de habla germana, cuando cayó de trasero sobre el hielo y se lesionó la pelvis.

La noticia fue divulgada personalmente este lunes, durante la primera rueda de prensa anual del gobierno germano, por el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, quien sin precisar la fecha exacta del accidente de la mujer más poderosa de Europa, sólo indicó que el mismo había ocurrido durante el receso de Navidad de la Canciller, que inició el 22 de diciembre, pero antes del 30 de diciembre.

Ese 30 de diciembre, un día después del accidente de Schumacher, la Canciller ya se encontraba de regreso en Berlín para grabar el tradicional mensaje de año nuevo a sus gobernados, transmitido por la televisión.

Durante el mismo la Canciller apareció ante las cámaras de televisión sin muletas ni ningún otro aparato que revelara el percance que había sufrido.

Sin embargo, el dolor intenso en la pelvis y la incapacidad de movimientos libres obligaron a Merkel a ir al médico y a practicarse varios exámenes el pasado 3 de enero, los cuales arrojaron el resultado de que tiene una fractura en el anillo pélvico interior izquierdo, según el parte médico leído a la prensa por su portavoz Steffen Seibert.

El dictamen médico también incluye que la Canciller deberá “guardar el máximo reposo posible y someterse a tratamiento médico durante, presumiblemente, tres semanas“, lo cual fue interpretado inicialmente en Berlín como una circunstancia de ausencia temporal de la jefe de gobierno y su remplazo durante el tiempo de su recuperación por parte de Sigmar Gabriel, Jefe del Partido Socialdemócrata, quien se estrena esta semana como Vicecanciller en el tercer mandato de Merkel, que se adelantará en coalición con la socialdemocracia hasta septiembre de 2017.

No obstante, la posibilidad de ausencia de la Canciller de su silla de mando, fue descartada rotundamente por el portavoz de gobierno el mismo lunes en un segundo encuentro con la prensa.

“La circunstancia de que la Canciller, Angela Merkel está semi-incapacitada para cumplir con toda su agenda, sobre todo su agenda de viajes nacionales e internacionales, no significa que esté impedida para gobernar ni para tomar decisiones. Merkel está gobernando y lo seguirá haciendo, parcialmente desde su casa, desde su oficina, durante todo el tiempo que dure su recuperación, sin perder detalle de sus obligaciones ni de sus comunicaciones”, recalcó.

Una mala jugada de la austeridad

Pese a que tanto el gabinete ministerial como el equipo de prensa de la Canciller se han negado de plano a ofrecer mayores detalles sobre las causas del accidente, la prensa alemana ya ha encontrado evidencias sobre lo que podría haber sucedido.

Las mismas recaen sobre la empecinada austeridad de Merkel que la habría llevado a usar para sus caminatas sobre el hielo, un desgastado equipo de esquí que se compone de bastones producidos hace más de 20 años por una firma de la ex RDA.

Se trata de la manufactura de la empresa Germina Alpha CS, que todavía existe, pero ya no produce la serie usada por la Canciller.

Donald Tusk, gerente de la misma, especificó a la revista Focus, que esa serie data de finales de los años 80 y comienzo de los 90 y que por su antigüedad “Ya habrían brindado todos sus servicios y por tanto, podrían necesitar un buen pulimento o reemplazo”.

Sea esa o no la causa del accidente, lo cierto es que Merkel comenzó el 2014 y las primeras semanas de su tercer gobierno a media marcha.

Patricia Salazar Figueroa
Corresponsal de El Tiempo
Berlín.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.