Editorial: La inflación, a raya

Editorial: La inflación, a raya

06 de enero 2014 , 07:25 p.m.

En un país en el que tradicionalmente se ha dicho que “todo sube”, es refrescante la noticia dada por el Dane el fin de semana pasado. Según la entidad, el alza del índice de precios al consumidor durante el 2013 fue apenas de 1,94 por ciento, el menor salto experimentado por la canasta familiar desde 1955, cuando se empezaron a llevar tales estadísticas. Así, pues, la pendiente es menos empinada, con lo cual el aumento del poder adquisitivo de los hogares se ve favorecido, ya que el dinero alcanza para comprar más bienes. Buena parte de esa responsabilidad es atribuible al comportamiento favorable de los alimentos, que subieron en menos del uno por ciento. Incluso, productos tan significativos para la dieta de los colombianos como la papa, el arroz, el plátano y la yuca valen menos ahora que hace un año.

Dichas caídas, que explican en parte el descontento de los agricultores, no serán permanentes. De hecho, los especialistas señalan que en unos meses tendrán lugar varios ajustes, cuando llegue el nuevo ciclo de las cosechas, con lo cual la inflación volverá a situarse en cercanías del 3 por ciento anual, que es el punto medio de la meta de largo plazo fijada por el Banco de la República.

Si bien muchos podrían creer que en estos asuntos lo ideal es la estabilidad plena o las rebajas, los economistas sostienen que aquí se aplica aquella máxima según la cual todo extremo es vicioso, pues es tan inconveniente la carestía desbordada como la deflación.

En tal sentido, todo apunta a que Colombia seguirá teniendo un buen desempeño. Aunque las comparaciones son odiosas, basta con mirar casos críticos como el de Venezuela, en donde las alzas promedio superan el 50 por ciento anual, una de las tasas más altas del mundo. Argentina tampoco se queda atrás, mientras que Brasil lucha por evitar que los precios se le desboquen.

No obstante, el éxito obtenido en este frente no impide señalar el inquietante caso de la salud y la educación, en donde los reajustes se acercaron al 5 por ciento anual. Por tal motivo, las autoridades deben velar para que no se cometan excesos, que empañan el éxito de una política en la que es indispensable mantener la rienda corta.

editorial@eltiempo.com.co

EDITORIAL

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.