Falleció a los 66 años el bolerista brasileño Nelson Ned

Falleció a los 66 años el bolerista brasileño Nelson Ned

Murió por una neumonía. Tuvo una vida de excesos para luego convertirse a la religión evangélica.

notitle
05 de enero 2014 , 11:47 a.m.

El bolerista y cantante religioso brasileño Nelson Ned, de 66 años, murió este domingo en un hospital de Cotía, en la región metropolitana de Sao Paulo, como consecuencia de una neumonía grave, según informaron fuentes oficiales.

La Asesoría de Prensa de la Secretaría de Salud del Estado de Sao Paulo comunicó que el artista murió víctima de "complicaciones clínicas", como consecuencia de una neumonía grave, una infección respiratoria aguda y problemas en la vejiga.

El artista, quien vivía desde el último 24 de diciembre en una clínica de reposo de Granja Viana, en el municipio de Cotía, había ingresado la noche del sábado en el Hospital Regional de la ciudad.

"El pequeño gigante de la canción", apelativo que recibió por sus escasos 1,12 metros de estatura, se consagró en la década de los sesenta como una de las voces románticas más famosas de Brasil y su éxito internacional llegó con la grabación de varios discos en español.

Ídolo en países como Argentina, México y Colombia, entre otros, Nelson Ned enfrentaba problemas de salud desde hace varios años, que se agravaron en 2003 cuando sufrió un accidente vascular cerebral (AVC).

Como consecuencia del AVC, el intérprete de ‘Todo pasará’ perdió la visión del ojo derecho y se desplazaba en silla de ruedas. También padecía diabetes, hipertensión arterial y Alzheimer en fase inicial.

Nelson Ned D’Ávila Pintos, nacido en Ubá, región montañosa del estado de Minas Gerais, comenzó a los cuatro años a participar en concursos infantiles de canto. Su talento fue reconocido y a los 16 años ya tenía un musical en la TV regional.

Vivió primero en Belo Horizonte y luego se fue a Sao Paulo, donde el actor Paulo Gracindo lo bautizó como el ‘Pequeño gigante de la canción’, nombre que le puso Ned a un tema autobiográfico que compuso en 1996.

Su primer éxito fue Todo pasará, en 1968, con el que ganó el Festival de la Canción de Buenos Aires y que ha sido grabado en 40 idiomas.

En los años 70, en Estados Unidos, se convirtió en el primer artista latinoamericano en alcanzar el récord de un millón de copias vendidas.

En total fueron 45 millones de copias vendidas y 32 discos grabados, muchos de estos en español. Fue ídolo en México, Colombia (vino muchas veces de gira), Argentina, Panamá y España.

Su vida fue de excesos con las drogas y el sexo, como él mismo lo relató, y en la década de los 90 se convirtió a la religión evangélica. “Dios habló conmigo una madrugada: ‘O usted cambia o lo saco de aquí’. Entonces, resolví cambiar”, contó.

Se casó dos veces y tuvo tres hijos, todos con problemas de enanismo. En el 2003 se separó de su última esposa, después de sufrir un accidente cerebrovascular. Perdió la visión de su ojo derecho, debía desplazarse en silla de ruedas y además padecía diabetes y alzhéimer en su fase inicial.

Quién eres tú, Todo pasará, Déjame si estoy llorando, Si las flores pudieran hablar, Yo también soy sentimental y Mi manera de hablar son algunas de sus canciones.

SAO PAULO
EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.