¿Los más felices del mundo?

¿Los más felices del mundo?

notitle
03 de enero 2014 , 07:20 p.m.

Según el Barómetro Global de Felicidad y Esperanza 2014, Colombia volvió a ser el país más feliz del mundo. Umm. Sospecho que les preguntaron a los congresistas, o que la muestra la tomaron a la entrada de los moteles, o en las fiestas de diciembre, donde millones de colombianos lo pasan a cuerpo de reyes... magos. O preguntaron el día de la clasificación al Mundial de Brasil. Ahí sí somos os mais felizes do mundo. Pero del dicho al hecho...

Lo que uno vive todos los días, con noticias de borrachos que atropellan gente, de violencia aquí y allá, de riñas hasta a la hora de darse el saludo de la paz en misa, de cifras de pobreza y miseria, de corrupción, de desplazados... no es como para morirse de la dicha... ¿O será que somos un pueblo alegre, fiestero, animado, juepa je, juepupa ja, y esa innata alegría es el antídoto contra el dolor y nos saca adelante? Puede ser.

Sin embargo, hay casos que nos arrugan el alma. ¿Puede uno ser el más feliz del mundo cuando en la propia capital del país los padres no pueden soltar de la mano a los niños porque se los traga, como tiburón hambriento, una alcantarilla de la que algún maldito criminal se robó la tapa?

Este año se fueron para siempre dos niñas. Una de dos años, Michel Dayana Barrera, quien se soltó de la mano de la abuela para ir detrás de una paloma en la avenida Jiménez y cayó en la trampa. Su vida rodó al hueco mortal como una bolita de icopor. Los bomberos hallaron su cadáver a un kilómetro, después de horas de búsqueda. Los ladrones de tapas, que deben de tener corazón de hierro colado, mientras tanto, estarían tomándose una agria con los quince o veinte mil pesos que les pagó otro delincuente, el reducidor, también con un alma de alcantarilla destapada. Perdonen, queridos lectores, que les amargue el bronceado descanso, pero estoy very berraco, como dijo un gringo. Y very sad.

Cómo más, cuando este 31 de diciembre, en el sur de la ciudad, otra pequeña, de cuatro años, Anyelen Galindo Martínez, también se soltó de la mano de su padre y se fue por otra alcantarilla que destapó un desgraciado robatapas. Anyelen es otro ángel que debe de estar en el cielo, pero espantosamente se están yendo por las aguas negras. Ni siquiera ya se van volando. ¿Por qué? Porque aquí hay delincuencia y hay desidia y falta de reacción ciudadana, de castigos contundentes, de decisiones oficiales, así sean costosas.

Aquí se necesitan sacrificios humanos para tomar medidas. Desde hace años existen verdaderos carteles de las tapas, no solo en Bogotá. Son una mafia como los narcotraficantes, mueven billete. La Policía dice que diariamente, en este país feliz, son robadas 198 tapas y 250 rejillas de desagüe. ¡En un día! Antes no caen más personas. Y la sede de la mafia parece ser Bogotá, donde el año pasado se perdieron unas 2.000 tapas. Y dos vidas inocentes, que daban sus primeros pasos.

Ante la tragedia, la Empresa de Acueducto asomó la cabeza. Dijo que cada tapa robada será sustituida en seis horas y que habrá un grupo de emergencia. Bravo, bendito Dios, por fin; todo sea por la memoria de Michel y Anyelen.

Pero lo más urgente es, en estos tiempos modernos de ciencia y tecnología, poner tapas de concreto reforzado, o aseguradas por debajo, o con chip. Y que un bloque de búsqueda capture a los delincuentes. Como no pueden ser lanzados a una alcantarilla porque se les violan los “torcidos” humanos, que vayan a la cárcel y los dejen con tapa por largos años. Algo efectivo hay que hacer, pues las tapas no caben en un bolsillo. Y se las roban en las avenidas. Tal vez este sea el país más feliz del mundo, pero también un país de ciegos.

luioch@eltiempo.com.co

Luis Noé Ochoa

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.