Secciones
Síguenos en:
Las imágenes del 2013

Las imágenes del 2013

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
01 de enero 2014 , 08:20 p. m.

Según mi propio conteo, en el año que recién concluyó se estrenaron comercialmente 228 largometrajes en Bogotá (ya sabemos que en las demás capitales la cifra es menor). Incluso se vuelve absurdo repetir que la mayoría de ese cine es por completo comercial, hecho solo con intenciones de entretenimiento escapista y sin tener en consideración al cine como un elemento artístico formador. Tristemente vemos el cine que nos merecemos: el de un país sin cultura cinematográfica. Nos queda a los cinéfilos la tarea de buscar y ver el buen cine por nuestra propia cuenta, sobre todo porque este año hubo protuberantes ausencias: Tabú, La vida de Adèle, 12 años de esclavitud, Nebraska, Stories We Tell, Frances Ha.

Escarbando entre la montaña de películas mediocres que acá llegaron, es posible encontrar algunos filmes cuyas imágenes van a perdurar en la memoria. He aquí mi listado personal, útil solo como una guía para que cada quien elabore su lista de favoritas:

– Buscando a Sugar Man, asombrosa reivindicación del documental como caja de sorpresas, revelación y denuncia.

– Blancanieves, de España llegó un relato preciosista, homenaje a la potencia visual del cine.

– Blue Jasmine, constatación del talento perdurable y a prueba de tormentas de Woody Allen, capaz de seguir vigente año tras año.

– Lazos perversos, notable incursión del coreano Park Chan-wook en los terrenos de Hitchcock que añade varios tragos de maldad en estado puro.

– Mátalos suavemente, una aguda crítica a la política norteamericana disfrazada de thriller urbano y sucio.

– La cacería, donde asistimos al desmoronamiento moral de un hombre en el que nadie confía ya.

– En la casa, interesante fábula de François Ozon que hace borrosos los límites de la realidad y la ficción literaria.

– Antes de la medianoche, tercer capítulo de una inteligente serie que nos enfrenta a los altibajos que cualquiera experimenta en una relación afectiva.

– Django sin cadenas, el humor negro y el vigor narrativo de Tarantino llevados a extremos a veces difíciles de digerir.

– Anna Karenina, por ser capaz el director Joe Wright de reinventar visualmente una historia mil veces contada.

Juan Carlos González A.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.