El mercado de los agüeros para recibir el 2014

El mercado de los agüeros para recibir el 2014

Desde espigas hasta calzones amarillos hacen parte de los productos para despedir el año.

notitle
30 de diciembre 2013 , 07:47 p.m.

Velones dorados, espigas para la prosperidad, calzones y calzoncillos amarillos y hasta amuletos en forma de caballo hacen parte de la oferta de productos que se pueden encontrar en el centro de la capital para despedir el año con agüeros.

Hace una semana, en el sector de San Victorino, se ofrecían figuras alusivas a la Navidad, como las piezas para el pesebre, cortinas de colores verde y rojo y juguetes para la noche del 24 de diciembre. A partir del fin de semana pasado, el decorado de este sector cambió: ahora se ofrecen productos para recibir el Año Nuevo. (Vea algunos de los rituales en Colombia para recibir el año nuevo).

Desde hace más de una década, Nancy Malaver dedica los últimos cuatro días del año a vender ropa interior amarilla para hombres y mujeres en las calles de San Victorino. Según dice, la demanda de estas prendas es tan alta que cada vez más comerciantes se dedican a ofrecerlas, lo que disminuye sus ingresos personales.

Pero esto no frustra a esta vendedora informal, pues afirma que, de no alcanzar a vender toda la ropa interior amarilla, en el 2014 la volverá a sacar. “Ya es una tradición comprar los cucos y los bóxeres por montones, porque la gente se preocupa por la prosperidad y la suerte. Esas supersticiones son las que nos dan de comer a nosotros”, agrega.

Una historia similar cuenta Iván Moreno, quien durante 11 años ha vendido espigas. Esta vez se dedicó a ofrecer la ‘trenza de la abundancia’ porque es más rentable. “Está hecha de seis vasijas de barro pequeñas que se llenan con siete granos porque ese es el número de la suerte. Además, van decoradas con un billete, para que en las casas no falten ni la comida ni el dinero. La trenza está hecha en fique y es más presentable para regalársela a alguien”, comenta.

El esoterismo también cobra protagonismo al finalizar el 2013. Así lo cuenta Johana Barbosa, de la Central de Químicos, donde se ofrece el ‘kit de caballo’ y su respectivo amuleto. “Con este producto, la persona debe bañarse el 2 de enero, día en el que empieza el año del caballo para la cultura china, y debe cargar el amuleto para que el nuevo tiempo llegue cargado de suerte”, dice.

Al ritual del baño se le suman los jabones de mandarina y uva. Para que estos sean efectivos, quien los compre debe usarlos hasta que se acaben, afirman los vendedores.

Las hierbas tienen un lugar privilegiado. “Uno debe bañarse con las amargas el 30 de diciembre, porque la tradición dice que estas sirven para dejar toda la energía mala atrás. El 31, antes de que se acabe el día, hay que ducharse con hierbas dulces, para limpiar el cuerpo y recibirlo con buena energía”, cuenta Marta Plazas, quien también vende pequeños cuadros con las imágenes de la Virgen del Carmen y de José Gregorio Hernández, que son apetecidos por los bogotanos.

Para acabar el 2013, no pueden faltar las uvas verdes y moradas, la lenteja dentro de los bolsillos, un billete para atraer el dinero y la lista de deseos y propósitos para la medianoche.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.