'No soy una genio, solo soy muy dedicada': física premiada en EE. UU.

'No soy una genio, solo soy muy dedicada': física premiada en EE. UU.

La Casa Blanca premia a la colombiana Ana M. Rey por sus investigaciones con átomos fríos.

notitle
28 de diciembre 2013 , 07:51 p.m.

Ana María Rey aparece en la sala de su casa, en Bogotá, con una bandeja de cartón para huevos, una docena de bolitas de colores y una gran sonrisa. Son sus átomos. Los usaba cuando inició su carrera de Física en la Universidad de los Andes para comprender las teorías que estudiaba, y ahora los emplea para explicar al mundo las ideas que le han hecho ganar cuatro reconocidos premios en menos de cuatro meses.

El último le llegó el lunes: un correo electrónico de la Casa Blanca le anunció que había ganado el Premio Presidencial para Científicos, que se suma al premio Maria Goeppert Mayer.

El 24 de septiembre, y en menos de 24 horas, recibió los otros dos: el premio Great Minds in STEM y la beca de la Fundación MacArthur, también conocida como el ‘Premio de los Genios’, que otorga 625.000 dólares, sin condiciones. Todavía no sabe cómo llegó allí: “La nominación es anónima”, dice.

En el sofá de la casa de sus padres cuenta con tranquilidad que en la entrega del premio MacArthur le hacían bromas: le preguntaban cuál era el número de la lotería al que debían jugar, “usted debe saberlo porque es genio”.

Pero a Rey, a sus 36 años, no le gusta que la llamen así. “No soy una genio. A mí, lo que me ha llevado a alcanzar las metas es una dedicación constante, y mucho trabajo”, dice. Al contrario, para ella, “es muy poco lo que ayuda la genialidad. Sí hay genios, los he visto, pero no necesariamente llegan lejos, porque muchas veces alcanzan la solución muy rápido y no se esfuerzan en conseguir las metas”.

Le gustan los átomos desde los 8 años. Le fascinaba poder escribir una ecuación y predecir cómo se iba a mover una bola; quería describir el comportamiento de la naturaleza a través de un lenguaje matemático. “Me parece más fácil, es un lenguaje universal y sencillo –explica–. Una ecuación puede decir mucho más que mil palabras. Por ejemplo, la hamiltoniana –la ecuación que describe la actuación de los átomos– la podemos escribir en tres letras, pero nadie la puede resolver. Es una sensación que no la iguala nada”.

La genialidad que la Fundación MacArthur y la Casa Blanca premiaron consiste en descubrir formas de modelar el comportamiento de los átomos cuando están a temperaturas muy bajas, regidos por las leyes de la mecánica cuántica, una física “muy difícil de entender”. Según esta ciencia, la gente puede atravesar las paredes, puede estar en dos estados, “incluso, yo puedo ser yo y tú al mismo tiempo”. Es una física donde todo se rige por probabilidad, explica Rey.

El estudio de los átomos fríos ya ha sido reconocido con cuatro premios Nobel. Fue el discurso del francés Claude Cohen-Tannoudji, el primero en ganarlo, en 1997, el que cautivó a la bogotana y la condujo primero a la Universidad de Harvard y después a la de Colorado en Boulder, donde dirige un equipo de diez personas que investiga el comportamiento de los átomos fríos.

Al año siguiente de llegar a Colorado nació Nicolás, su hijo. Cuando lo acuesta, a las 9 de la noche, empieza su trabajo personal de investigación, y se prolonga hasta la 1 de la madrugada. Apenas tiene cinco horas para dormir, cuenta. “Uno siente presión por los demás y por uno mismo, y si alguien publica algo en lo que está trabajando se frustra, porque uno siempre quiere ser el primero. En la universidad todo el mundo espera mucho de mí, y yo quisiera poder satisfacer esas expectativas. Si miro atrás, todos los retos que me he propuesto los he logrado, pero en el momento, siempre pienso ‘qué tal que no lo logre’. Es una pelea conmigo misma”.

–¿Y qué la impulsa?

–Hacer lo que me gusta. Quiero demostrar que es posible ahondar en la mecánica cuántica a través de los átomos fríos, que son solo uno de los sistemas para crear un computador cuántico. Existe una competencia para ver quién lo hace primero y vamos a ver quién gana la carrera.

–¿Y será usted quien lo logre?

–Sí, pero no sola. No sé si con el fenómeno específico que estamos investigando ahora. Incluso, un experimento actual ya nos ha permitido ir modificando nuestra teoría para modelar el computador cuántico. Espero contribuir con algo tangible. Hasta ahora han sido pequeños pasos. En unos 20 años podríamos ver los resultados.

Esa terquedad la tuvo que poner en práctica muy pronto, cuando sus padres le sugirieron estudiar ingeniería. “Ellos eran escépticos sobre el futuro de la física y querían evitar la frustración profesional de su hija, pero no seguí sus instrucciones”.

“Siempre me fue muy bien en la carrera, y era mi forma de demostrar que había acertado”.

Se casó el 29 de julio del 2000, y a los dos días ya estaba en un avión rumbo a EE. UU. “El inglés es un limitante, pero el hecho de ser latina y mujer siempre me ha facilitado mi investigación, porque Estados Unidos es un país que quiere apoyar a las minorías, y yo allí soy minoría”.

Si tomar la decisión “forzada” de salir para seguir sus estudios fue difícil, la de regresar no es una opción: “Sacrificaría mucho”. “Creo que la mejor forma que tengo de ayudar a Colombia es quedándome en Estados Unidos”, reflexiona satisfecha.

La meta: crear un computador cuántico

Crear un computador cuántico podría resolver problemas que no resuelve uno clásico. Por ejemplo, los sistemas de seguridad para transmitir información utilizan dos números primos que multiplicados dan ese código. Es un número gigante, y un computador clásico no lo puede calcular, uno cuántico sí. “Podríamos romper todos los códigos de seguridad; pero esa es solo una de las aplicaciones. Hasta ahora se utiliza en un nivel muy básico, pero su potencial es mucho mayor, solo vemos la punta del iceberg”, explica Rey.

IRENE LARRAZ
Redacción Domingo

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.