Secciones
Síguenos en:
ObamaCare y SantosRemedio

ObamaCare y SantosRemedio

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de diciembre 2013 , 06:33 p. m.

La reforma del sistema general de salud ha entrado en su recta final y coincide, de manera interesante, con la puesta en marcha de la reforma promovida por el gobierno del presidente Obama, conocida como ObamaCare.

Para empezar, los indicadores esenciales muestran que una cosa era Colombia antes de la Ley 100 de 1993 y otra, muy distinta, la Colombia actual. Pasamos de asegurar el 22 por ciento de la población a asegurar el 97 por ciento. Al mismo tiempo, el porcentaje de partos atendidos por un profesional médico pasa de 40 a 96 por ciento, la esperanza de vida al nacer sube de 68 a 73 años, la mortalidad infantil cae de 35 a 18 por 1.000 y se multiplica por cuatro la probabilidad de que una ciudadana colombiana acuda al médico si se siente enferma.

La Ley 100 de 1993, que explica estos enormes avances, creó el sistema de aseguramiento individual obligatorio y único y la figura de un intermediario privado dentro del régimen general.

Esta decisión ha sido enormemente exitosa, como lo demuestra una encuesta reciente del Ministerio de Salud, según la cual el 79 por ciento de la población considera que la atención de su EPS es oportuna, el 75 por ciento dice que el trato recibido es respetuoso, el 85 considera haber recibido los medicamentos requeridos y el 73 por ciento, que su EPS es buena.

La reforma (SantosRemedio, digamos) parte de una premisa completamente equivocada: que el sistema colombiano es un desastre. Y que lo es, principalmente, porque el sector privado participa en la gestión, genera desperdicio y está impregnado de corrupción y abusos.

Para acabar de una buena vez con tanto maleficio, propone volver a poner en manos del Estado la enorme tarea de gestionar el día a día de todo el sistema. Esto implica responder por unos 450 millones de prestaciones médicas cada año, más de un millón cada día que, hoy en día, se tramitan de manera imperfecta pero muy efectiva, como lo muestra la opinión de los usuarios encuestados por el Ministerio.

Entre las herramientas diseñadas para tan cuestionable fin, se destaca la creación de un gigantesco ente estatal encargado de la gestión de esos 450 millones de prestaciones y, de otra parte, quitar la posibilidad de que una empresa que participe como delegado en la gestión (ya no las EPS, que desaparecen) pueda tener un hospital o una droguería.

Esta figura, conocida como integración vertical, ha permitido proveer alrededor de un 7 por ciento de todas las camas hospitalarias del país, cuyo déficit actual se calcula en las decenas de miles. Vaya uno a saber quién va a invertir plata para construir una infraestructura cuyos ingresos dependen de un monstruo estatal.

La integración vertical permite también enfatizar el concepto de medicina preventiva, vinculando los incentivos de la aseguradora (que no quiere que el afiliado tenga un incidente grave y costoso) y los del afiliado mismo.

El presidente Obama está cayendo en las encuestas debido al fiasco técnico y operativo que fue la introducción del sistema transaccional y al hecho de que está quedando cada día más claro que la reforma tiene problemas que, para la ciudadanía americana, son sapos aún más difíciles de tragar.

En Colombia, no me cabe duda de que SantosRemedio es un enorme paso atrás que, lejos de resolver los indudables y graves problemas que el sistema tiene, los cuales emanan de la falta de correspondencia entre las fuentes de recursos y sus usos, los va a exacerbar, con claras consecuencias políticas que llegarán cuando las influyentes estridencias de unos pocos desmemoriados le empiecen a ceder territorio mediático a los sinsabores que SantosRemedio le carga a la salud del votante medio.

Alberto Carrasquilla

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.