El pueblo más inundado de Antioquia estrena barrio

El pueblo más inundado de Antioquia estrena barrio

Lleva el nombre 'Miraflores' como los potreros antiguos ubicados en esa montaña mediana de Bolombolo

09 de diciembre 2013 , 08:44 a.m.

Hace una semana 238 familias del corregimiento de Bolombolo (Venecia), se inundaron por última vez. Hoy inaugurarán la urbanización Miraflores, que albergará a la mayoría de los damnificados por el río Cauca en la ola invernal de 2010.

Jairo Bolívar, un pescador que llevaba 35 años viviendo entre un barranco que amenazaba con un deslizamiento y el río Cauca, ya habita su nueva casa.

“Una obra de estas nunca se había visto acá. El solo hecho de saber que ya no tendremos el agua adentro a cualquier hora, es una felicidad total”, sostiene Bolívar, quien vivía en una casa de tabla sobre la carrilera del extinto Ferrocarril.

El nuevo barrio se hizo a través de una alianza público-privada y tuvo una inversión de 12.000 millones de pesos. Según Lina Durán, arquitecta de la Fundación Berta Martínez –entidad que gerenció el proyecto– las casas son en bloque de concreto, madera y rejas metálicas.

“El área es de 47 metros. Tienen dos habitaciones, sala-comedor y baño. Cada multifamiliar tiene cuatro viviendas, en primero y segundo piso. El primero tiene patio y el segundo zona de ropas. La construcción solo tardó un año”, dijo Durán.

Beatriz Rave, gerente de la Empresa de Vivienda de Antioquia (VIVA), destacó el trabajo en equipo de más de 15 instituciones que se vincularon. La nueva urbanización, además tiene zonas verdes y parque infantil.

“En equipo con el municipio se implementará una estrategia de prevención para evitar nuevas invasiones en esos sectores de riesgo. Se van a demoler las casas que se desocupen”, agregó Rave.

300 días bajo el agua

Entre 2008 y 2010 cerca de 1.500 personas de los seis barrios ubicados en la parte baja del pueblo –Matadero, La María, Inspección, Plaza, Casitas y Marvalle– estuvieron más de 300 días viviendo en carpas. El Cauca alcanzó el nivel más alto en 40 años.

Raimundo Gutiérrez, conocido como ‘Mundo’, recuerda que en la madrugada del 27 de mayo de 2008 se presentó el desbordamiento más cruento. El agua subió cuatro metros sobre las calles y alcanzó los zarzos acondicionados por la gente para salvaguardar pertenencias.

“Esa fue la peor creciente de toda la historia. Colchones, televisores, neveras y muebles rodaron río abajo. No dio tiempo de nada; y eso que reaccionamos cuando escuchamos la alarma de los bomberos y las campas de la Iglesia”, recuerda Gutiérrez.

La ola invernal en esta parte del departamento no dejó víctimas, pero sí cuantiosas pérdidas materiales y un drama humano.

Líderes del corregimiento empezaron a ambientar la idea de una reubicación, ante la implacable furia del río. El freno era encontrar un terreno apto y disponible.

A finales del 2010 la Fundación Sueños por Colombia, integrada por finqueros de la zona, lideró la creación de un comité interinstitucional para impulsar la reubicación. La familia Trujillo donó un terreno y se empezaron a sumar aliados.

La Corporación Antioquia Presente se encargó de la intervención social, que luego siguió Codesarrollo.

Se vincularon también VIVA, Minvivienda, el municipio de Venecia y las fundaciones Argos, EPM, Berta Martínez, Fraternidad Medellín, entre otras entidades.

OSCAR ANDRÉS SÁNCHEZ A.
ENVIADO ESPECIAL EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.