Secciones
Síguenos en:
Un segundo 'pueblito paisa'

Un segundo 'pueblito paisa'

Con una réplica del viejo Peñol, este municipio celebra sus 300 años.

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
04 de diciembre 2013 , 03:56 p. m.

Horacio Ciro, un feligrés de la parroquia Nuestra Señora, del viejo Peñol, dice que cada vez que visita la réplica del parque de su antiguo pueblo, inundado en 1978 para dar paso a la Central Hidroeléctrica del Nare, siente “nostalgia por el pasado”; pero cuando piensa en el progreso que este proyecto le ha traído a la región agrega que “valió la pena el sacrificio”.

Con 70 años, este exsacristán pensionado hace parte de la última generación que nació y creció en el antiguo caserío. Cuando tiene fuerza, camina tres kilómetros desde la nueva cabecera municipal hasta la represa, para “reencontrarse con su memoria”. Cada lugar le trae recuerdos: “Allí quedaba el bar El Deportista; después, la droguería de don Antonio Hoyos...”.

Pensando en que en el 2014 El Peñol cumplirá 300 años de fundación, y con el objetivo de hacerle un homenaje a su historia y mostrarles a las nuevas generaciones sus raíces, un grupo de ciudadanos, liderados por el arquitecto Jhon Jairo Rivera, empezó a construir hace siete años un parque temático a escala de la población que quedó bajo la aguas.

La réplica está a orillas de la represa, que genera unos 560.000 kilovatios de energía. Tiene locales comerciales de artesanías, fondas y restaurantes. Cerca del atrio hay varios toldos donde se consiguen fotos del viejo Peñol y arequipe de maracuyá. Entre semana, el lugar nunca está vacío.

“El interior de los locales cambia para el nuevo uso, pero las fachadas evocan; son reconocibles los espacios que existían”, dice Rivera.

La inversión del municipio ya supera los 1.000 millones de pesos en tres administraciones. “El impacto ha sido muy positivo. Ya la gente no sigue de largo para Guatapé, donde está la otra parte de la represa, sino que entra a El Peñol. La réplica ya tiene vida propia”, destaca el alcalde local, Fredy Ocampo.

Para José Nevardo García, director del museo histórico del pueblo, lo más importante es contarles a los niños las historias de sus antepasados. La visita a la zona se puede complementar con un paseo en yate por la represa y la visita a la Casa Museo y al santuario mariano de la Divina Pastora.

Damián Garcés, concejal y docente del pueblo, afirma que cuando visita la réplica intenta vivir y sentir todas las experiencias y emociones de los mayores.

Ciro, por su parte, cuenta que, si lo dejaran, se iría a vivir a la réplica para sentirse como cuando era joven.

ÓSCAR ANDRÉS SÁNCHEZ A.
ENVIADO ESPECIAL EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.