Las claves de la cita Barack Obama y Juan Manuel Santos

Las claves de la cita Barack Obama y Juan Manuel Santos

La paz será uno de los temas centrales del encuentro privado que sostendrán el martes en Washington.

30 de noviembre 2013 , 10:10 p. m.

Juan Manuel Santos y Barack Obama ya tienen una historia en común. Desde que el primero llegó a la Casa de Nariño, en agosto del 2010, ambos se han reunido en tres ocasiones. Pero no hay duda de que esta cuarta, el martes de esta semana en Washington, será una de las más importantes.

En principio, porque se trata de una "Visita oficial", una de las distinciones más altas que ofrece la diplomacia estadounidense y la cual solo se reserva para aliados cercanos. Un encuentro privado de más de dos horas en la Casa Blanca, que incluye una reunión de trabajo con ministros y un almuerzo que ofrece el mandatario estadounidense en la residencia presidencial.

Solo para ponerlo en contexto, durante los ocho años de su gobierno, el expresidente Álvaro Uribe se reunió 12 veces con George W. Bush y una con Obama sin que ninguna de ellas se elevara a esta categoría.

Pero su relevancia va aún más allá. A lo largo de las dos últimas décadas, la relación entre ambos países estuvo definida por el apoyo económico que Washington brindaba a Colombia para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Y, más adelante, el tono lo marcó la necesidad de que en EE. UU. se aprobara el tratado de libre comercio (TLC).

Pero con el tratado ya en el bolsillo y la ayuda en niveles muy bajos (menos de 300 millones al año), es la primera vez en casi 15 años que un presidente colombiano llega a Washington sin la necesidad de "pasar el sombrero".

De hecho, hasta con cierta ventaja pues Obama, tras el escándalo que desató el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional, quedó mal parado en América Latina y es Santos quien le ofrece una mano para resarcirse.

De acuerdo con Dan Restrepo, exconsejero de Obama para América Latina, se trata de un encuentro importante para EE. UU., pues le permite enfocarse en una agenda positiva. Es decir, "subrayar el ejemplo de un socio capaz como Colombia que trabaja de la mano con Washington y juntos producen resultados. Es una relación en la que se ha pasado de página".

Y eso se refleja en los temas de la agenda que manejarán ambos mandatarios, entre ellos, la profundización de la relación económica un año y medio después de firmado el TLC, oportunidades en el frente energético y el papel que viene jugando Colombia en materia de seguridad regional a través de entrenamiento y capacitación para las fuerzas de seguridad en Centroamérica y el Caribe.

Por supuesto, el proceso de paz que el Gobierno lleva a cabo con las Farc en Cuba será uno de los temas centrales del encuentro.

Curiosamente se trata de un tema en el que ambos presidentes coinciden. Obama, de capa caída tras la debacle por la implementación de su reforma a la salud, se ha concentrado ahora en una agenda de paz que ha hecho recordar al hombre que se ganó el premio Nobel en el 2009. En un discurso que pronunció esta semana en California, sacó relucir el fin de las guerras en Irak y Afganistán, los esfuerzos de su gobierno en pro de un acuerdo negociado para el conflicto en Siria, el pacto con Teherán que podría conducir a su desarme nuclear y la promoción de los acercamientos entre palestinos e israelíes.

Y en ese sentido. el de Colombia se ajusta como un guante.

De acuerdo con Eric Langer, director del Centro para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Georgetown, para Santos es importante obtener un fuerte respaldo del presidente demócrata para el proceso de paz.

"Santos viene por el sello de aprobación estadounidense. Un sólido apoyo le dará más libertad para continuar y hará que pierdan fuerza detractores políticos como el expresidente Uribe", afirma este académico.

Pero tanto Restrepo como Langer, advierten que el Presidente no debe olvidar al partido republicano, que bien podría recuperar el control del Congreso en las elecciones de noviembre del año entrante.

"Hasta el momento, las divisiones que se han visto en Colombia en torno al proceso no han llegado a Washington, donde se mantiene un apoyo bipartidista hacia Colombia que trasciende a los mandatarios de turno", sostiene Restrepo.

De hecho, las pocas críticas que se han escuchado provienen de un sector republicano anticastrista que cuestiona que se haya escogido a Cuba como el epicentro de las negociaciones pero no al proceso de paz en si.

"Santos tiene que procurar que los republicanos sientan que son parte de este proceso y que no es un tema solo de Obama. Tradicionalmente EE.UU. ha mantenido un fuerte apoyo frente a Colombia. Pero con el grado de polarización que existe actualmente en Washington preocupa que eso pueda cambiar", afirma Langer.

Y algo de eso ya se ha comenzado a ver. En una columna que escribió hace poco José Cárdenas, director del USAID durante los años de George W. Bush, el exfuncionario critica en duros términos los acercamientos con las Farc y le dice al presidente que es preferible que fracasen las negociaciones antes que llegar a un mal acuerdo.

En esto será clave, Luis Carlos Villegas, el nuevo embajador ante la Casa Blanca. Villegas no solo viene de Cuba, donde se desempeñaba como uno de los jefes del equipo negociador del gobierno, sino que fue durante años la cabeza de los industriales del país. Credenciales que deben servir para mantener a ambos partidos sintonizados.

Agenda de Santos en EE. UU.

Domingo

Viaja a Miami.

Lunes

Dictará charla en la Universidad de Florida y se reunirá con empresarios.

Martes y miércoles

- Ofrecerá un discurso en la sesión protocolaria de la OEA (Organización de Estados Americanos), donde hará una ofrenda al expresidente Carlos Lleras Restrepo, quien hace 65 años se convirtió en el primer secretario general de esa organización.

- Desde las 11:00 a. m. y hasta las 1:00 p. m. se reunirá con el presidente de EE. UU., Barack Obama, en la Casa Blanca. También tendrá reuniones con John Boehner, líder republicano en el Congreso, y Nancy Pelosi, jefe de los demócratas.

- Ofrecerá una charla en el National Press Club y participará en un desayuno en el Banco Interamericano de Desarrollo, con su presidente Luis Alberto Moreno, y representantes del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO
Washington.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.