Árboles en zona pública del Valle de Aburrá no cumplen estándares

Árboles en zona pública del Valle de Aburrá no cumplen estándares

Área Metropolitana y la U. Nacional presentarán estudio de deterioro y muerte del arbolado urbano.

29 de noviembre 2013 , 08:38 a. m.

Los árboles en espacios públicos de Medellín no tienen el espacio adecuado para su crecimiento y desarrollo.

Así lo sostuvo Andrés Olaya, analista de información forestal del Departamento de Parques y Espacio Público de Oakville (Canadá), invitado al simposio ‘Manejo integral del arbolado urbano’, convocado por el Área Metropolitana y la Universidad Nacional.

Olaya es ingeniero forestal de la Nacional, de Medellín, y hace un par de años vive en esa ciudad de la provincia de Ontario, en uno de los países más avanzados del mundo en la materia.

“Un árbol grande requiere 92 metros cúbicos de superficie, uno mediano, 45; y uno pequeño, 14. Acá la mayoría tiene un metro cúbico, en un sistema denominado ‘ataúd para árbol’. Estamos por debajo del estándar internacional”, sostuvo Olaya.

El experto agregó que en la ciudad no se considera al árbol como un habitante y que por eso los constructores, por lo general, ‘amontonan’ el material al lado del árbol, lo que compacta el suelo, revienta las raíces y hiere de manera letal los troncos.

“En Canadá hay leyes que protegen los árboles en procesos constructivos. Nadie puede realizar ninguna actividad dentro de la zona de protección del árbol, que varía según el diámetro del árbol. Estos seres se consideran infraestructura verde, y eso se ve en los presupuestos de inversión”, agregó Olaya.

La municipalidad donde él labora tiene un área de 138 kilómetros cuadrados, 182.000 habitantes y 1,9 millones de árboles. El presupuesto que tiene para el tema forestal es de 6,9 millones de dólares, es decir, cerca de 14.000.000 millones de pesos.

Parte de estos recursos son para combatir el emerald ash borer, un insecto asiático que ha matado en esa ciudad 180.000 árboles.

La intervención en el área

En contraste con este país norteamericano, en todo el valle de Aburrá, que tiene una extensión de 1,152 kilómetros cuadrados y 2.800.000 habitantes, hay medio millón de árboles.

El presupuesto de la Secretaría de Medio Ambiente de Medellín para atención a los árboles, sin sumar el de Infraestructura, los demás municipios y las CAR, es de 5.000 millones de pesos.

Según Claudia Hoyos, de la subdirección Ambiental del Área Metropolitana, los recursos son insuficientes, pero el estudio ‘Manejo integral del arbolado urbano: deterioro progresivo y muerte de árboles’, realizado con la Universidad Nacional, es un avance y les permitirá aumentar el presupuesto.

Esta investigación, que tomó una muestra en todo el valle de Aburrá de 11.710 árboles, encontró que el 6,2 por ciento están en riesgo. De esto se induce que cerca de 31.000, del total de los árboles de la ciudad, presentarían alguna enfermedad. En la actualidad el Área interviene 15 especies con fertilizantes, fungicidas e insecticidas para intentar salvarlos.

“Estamos mejor que hace 10 años. El problema se inicia en el vivero, donde no hay cuidado de las especies. Por otro lado, las jardineras los están ahogando, muchos los podan de manera inadecuada, o les cortan las raíces. A este se suma el daño causado por ciertos insectos que estamos detectando para combatirlos con rigor”, concluyó León Morales, ingeniero forestal de la Nacional.

Oscar Andrés Sánchez
Redactor de EL TIEMPO
Medellín

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.