Las paredes de Toribío (Cauca) se pintan contra la violencia

Las paredes de Toribío (Cauca) se pintan contra la violencia

La meta, mostrar al pueblo como un gran museo que se opone a la guerra.

notitle
28 de noviembre 2013 , 08:16 p.m.

Cuando un grupo de artistas indígenas nasas de Toribío decidieron emprender el sueño de darles color a las viviendas del casco urbano y de veredas vecinas, como una manera de hacer resistencia a la guerra, un guardia nasa murió acribillado en la zona rural del norte del Cauca.

El asesinato de Marino Mestizo ocurrió en el 2009, y su hijo, de 16 años, dolido por esa guerra sin cuartel, se refugió en el arte al vincularse a un proyecto nasa, el cual cuenta con el respaldo de la Alcaldía de esta localidad de 27.000 habitantes.

Él es uno de los pintores del proyecto por el que hay unos 400 murales repartidos, no solo por el casco urbano sino por una decena de veredas que han servido de lienzos para los trazos de otros artistas de la municipalidad, como Jesús Pancho. (Vea la galería: Toribío se viste de coloridos murales contra la violencia).

En la jornada, que se llevó a cabo del 19 al 26 de octubre pasados con el nombre ‘El territorio no es como lo pintan’, participaron 40 pintores llegados de Alemania, Italia, México y Chile, al igual que de Bogotá, para crear 130 murales. Antes de iniciar la faena, indígenas y otros moradores hicieron parte de un ritual para estar en alianza con los espíritus y deidades nasas.

Todos le apostaron a esparcir color sobre paredes agujereadas por disparos y otras que fueron reconstruidas tras quedar derribadas por las tomas guerrilleras. Ya la gente perdió la cuenta de cuántas van. Se calcula que sobrepasaron las 100.

También hablan de que desde la década de los 90 va medio millar de hostigamientos. Uno de los más recientes fue justamente el último día de una minga a la que se sumaron más manos de artistas.

“Se estaba terminando la minga por los 130 murales cuando se escuchó la balacera desde la montaña”, cuenta Henry Chocué, coordinador cultural de la Alcaldía de Toribío.

La comunidad se ha animado no solo a que los artistas impregnen su creatividad en las paredes de sus casas. La gente se ha sumado a la iniciativa. “Hay personas que se han animado, otras nos han regalado las pinturas y otras más colaboran con los almuerzos”, dice Chocué, para quien la meta es proyectar a Toribío como un gran museo en sus calles.

REDACCIÓN CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.