Que no lo bajen del avión por llevar 'cosas raras'

Que no lo bajen del avión por llevar 'cosas raras'

Hasta juguetes sexuales en forma de armas se decomisan en los aeropuertos.

notitle
28 de noviembre 2013 , 04:49 p.m.

En los filtros de control de los aeropuertos de Colombia, la Policía y los guardias de seguridad ya no se sorprenden cuando inspeccionan el contenido de una maleta porque aseguran que lo han visto todo. Y no se refieren a caletas o fondos dobles que usan los delincuentes para ocultar narcóticos, contrabando o 'fajos' de dólares o euros -para no declarar y pagar impuestos-, sino a elementos que los viajeros acostumbran a llevar dentro de su equipaje y ponen en riesgo la seguridad del vuelo.

Solo en el aeropuerto El Dorado de Bogotá, en los últimos tres años, se han encontrado herraduras usadas, juguetes sexuales, piedras talladas, piedras de río, machetes oxidados, sal marina, estribos y bozal para caballo, y esculturas en bronce de gran tamaño.

Estos elementos, a diferencia de los explosivos, las municiones, los fuegos artificiales, las sustancias químicas y tóxicas, que están prohibidas, pueden transportarse en el avión pero en la maleta que va en la bodega.

“Hasta el momento lo más curioso que hemos encontrado dentro de un equipaje de mano ha sido juguetes sexuales con apariencia de armas de fuego. En una ocasión, una navaja con apariencia de bolígrafo, un guante con garras, como los utilizados por el personaje de cine de terror 'Freddy Krueger', y peces en una bolsa con agua”, cuenta el coronel Vladimir Materón, director de la Policía Aeroportuaria.

Todos esos elementos no se pueden llevar en el equipaje de mano por ser considerados de alto riesgo para la tripulación y los pasajeros. "Un depilador, al desdoblarlo, puede convertirse en un arma cortopunzante y ser letal. Después de lo que sucedió el 11 de septiembre del 2001, con las Torres Gemelas, en Estados Unidos, los controles son más estrictos", dice un guardia mientras decomisa uno de estos instrumentos, que las mujeres consideran uno de los elementos más preciados en kit de belleza.

Controles y paranoia

Al momento de entrar a un aeropuerto y pasar por los filtros de control, que están equipados con máquinas de rayos X y detectores de metales, no hay nada de lo prohibido que pueda colarse.

Sin embargo, "a veces la paranoia de algunas autoridades es tal que confunden cepillos con espadas o instrumentos musicales con armas y le hacen sacar a uno todo de la maleta. Al final, uno termina haciendo maromas para dejar todo como estaba", afirma un empresario barranquillero que viaja al exterior una vez por semana.

Confiesa que no ve la hora para que inventen la teleportación, mecanismo usado en la película de ciencia ficción 'Viaje a la Estrellas' para trasladar los miembros de la tripulación del Enterprise a un planeta lejano. "Se imagina -dice- uno cierra los ojos y no importa si el aeropuerto está cerrado o hay mal clima, uno llega a su destino en un abrir y cerrar de ojos sin hacer filas", cuenta entusiasmado.

Las aerolíneas definen el equipaje de mano como “todos aquellos objetos personales libres de cargo, transportados por el pasajero dentro de la cabina del avión bajo su custodia y responsabilidad. Cada pasajero puede llevar una pieza de equipaje más un artículo personal”, que puede ser un libro o una tableta.

Las leyes internacionales de transporte aéreo restringen el porte de armas, elementos cortopunzantes, líquidos, gel, encendedores y aerosoles que solo pueden ser transportados en la maleta que va en la bodega del avión.

La Policía recopila al mes entre 200 y 300 kilos de elementos prohibidos. Según el último reporte, cada mes se decomisan entre 4.000 y 5.000 elementos cortopunzantes.

"La Policía no realiza las incautaciones de elementos a los usuarios que desean abordar, por cuanto en el reglamento aeronáutico colombiano responsabiliza al operador del aeropuerto de realizar los controles para eliminar las posibilidades de que se presenten actos de interferencia ilícita en las aeronaves que operan en el aeropuerto", afirma el coronel Materón.

Se quedan sin reclamar

El proceso de inspección de equipaje de mano difiere entre aeropuertos. En algunos casos lo realiza la autoridad local, o bien lo hace el personal de seguridad de cada aerolínea en la puerta de embarque del vuelo.

Por lo general a las mujeres, afirman las autoridades, se les decomisan cosméticos y productos de belleza. A los hombres objetos como navajas, cortaúñas con limas, encendedores y bebidas embriagantes, en algunos casos abiertas.

Los elementos quedan en custodia del operador del aeropuerto a espera de que el propietario los reclame. Si son elementos perecederos o botellas de agua o con cualquier otro líquido son desechados.

Según Opaín, concesionario encargado de la administración y las obras de ampliación de la terminal aérea de Bogotá, las personas tienen 60 días para reclamar un objeto perdido. Pueden escribir al correo electrónico: objetosperdidosyolvidados@eldorado.aero, o llamar al teléfono 439 70 70 extensión 5112.

CHRISTIAN PARDO QUINN
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.