El engaño a Pilar Castaño

El engaño a Pilar Castaño

notitle
26 de noviembre 2013 , 07:01 p.m.

Escándalo nacional por engaño a Pilar Castaño. En su reciente libro, La maravilla de ser mujer, publicó 87 dibujos con crédito equivocado, digamos un plagio. Pilar declaró: “Me parecieron divinos, muy fashion, lo que yo buscaba y los acepté”. La pilatuna se la hizo a Pilar una joven de escasos 18 años que, obviamente, ignoraba el bochorno y el lío jurídico que podía ganarse por su vanidoso afán de celebridad. ¿Se los aceptaron? Sí.

De ese lío siguen hablando en diez mil peluquerías señoreras. La experta Juliana Delgado comentó: “Creo que una profesional como Pilar solo quiso ayudar a una joven”. Pero llegó el problemón porque la artista plagiada es norteamericana, tiene abogados y feliz con el vitrinazo que le dan las 77 revistas de la moda chic.

Pilar Castaño, en moda, tiene alto prestigio y bien ganado. Lleva 37 años viajando (unos 98 tiquetes) a Milán, París y Nueva York para ver las pasarelas de Valentino, Chanel, Armani y a los brujos de Via Condotti . La editorial, Pilar y la rubia jovencita pasan un mal rato porque se pifiaron. Pilar tiene defensores: “Ella no es suegra de Gabriela Salazar; es amiga y, por generosa, la invitó al proyecto”. Eso me comentó mi amiga y lúcida diseñadora Manuela Correa Mejía. Otra dijo: “Les pasó por no contratar a un profesional con recorrido; buscaron lo baratísimo; la joven Gabriela debería protestar; apenas cinco millones”.

El engaño sigue de moda. Samuel Moreno y su equipo engañaron al Polo Democrático, a Piedad, al fogoso senador Robledo y a Clara López, porque ellos y ellas lo subieron a la alcaldía bogotana y, ya subido, los ‘ningunió’, gobernó con una rosca cordobesa lujuriosa, que montó su ‘carrusel’ multimillonario. Hay más engaños. A Juan Manuel Santos le metieron un doloroso gol: hace 69 días él ordenó a sus subalternos que sancionaran a los salvajes especuladores con los medicamentos para la epilepsia, el cáncer de colon y de próstata, pero no le hicieron caso. Aquí esas drogas siguen carísimas, al doble del Ecuador y Venezuela, y bien por Juan Gossaín, que lo denunció en EL TIEMPO.

Hoy, don Juan Manuel Santos quiere reelegirse, pero necesita cinco millones de votos. Si los quiere conseguir, debería darles un serio revolcón a los precios de los medicamentos y multar a los laboratorios abusivos. Presidente Santos: menos promesas y más acción, si quiere ganarse la reelección, que hoy la veo… ligeramente embolatada.

Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.