Niños del oriente de Cali hicieron caminata en contra del matoneo

Niños del oriente de Cali hicieron caminata en contra del matoneo

Campaña 'Patoneamos, pero no matoneamos' fue liderada por la población infantil.

26 de noviembre 2013 , 06:11 p.m.

Brayan Andrés Ramos y Yudy Vanessa Domínguez decidieron pintarse la cara de blanco y delinear sus ojos como mimos para crear una obra de teatro contra el matoneo, la violencia y una vida vacía de valores.

Es así como 'Una vida vacía' fue el nombre que los menores, de 10 años, y cinco compañeritos más de la institución educativa Santa Rosa, del barrio El Poblado II, en el Distrito de Aguablanca, se dieron a la puesta en el escena bajo la dirección de Anna Ruth González, egresada del Instituto Departamental de Bellas Artes.

“Sí hay matoneo, incluso aquí lo vimos cuando nos estábamos pintando la cara, algunos se burlaron de nosotros”, dijo uno de los pequeños actores en la plazoleta Jairo Varela, a donde llegaron 1.450 niños y adolescentes de este plantel y de las instituciones educativas públicas Nuevo Latir, Desepaz, Carlos Holguín Mallarino, El Diamante y Luz Haydeé Guerrero.

Los infantes son beneficiarios del programa ‘Jornadas Escolares Complementarias’, de la Secretaría de Educación de Cali, que en este año lectivo se centró en prevenir los casos de matoneo escolar o bullying. La Secretaría calcula que un 85 por ciento de los estudiantes de 91 instituciones públicas de Cali han sufrido humillaciones y acosos.

De allí que los 1.450 menores tuvieron el martes una caminata por zonas representativas y turísticas del oeste y del centro de Cali para terminar en la plazoleta Jairo Varela, donde, a viva voz y con actividades culturales como obras de teatro y presentaciones artísticas, le dijeron no a la violencia y sí a la convivencia.

Guillermo Escobar, el coordinador de las ‘Jornadas Escolares Complementarias’ en la ciudad, aseguró que en el oriente siguen presentándose casos de niños que son chantajeados por estudiantes más grandes, mientras otros son blanco de agresiones físicas y verbales.

Así mismo, el asesor se refirió a que en estas instituciones, el fenómeno se vuelve más complejo, teniendo en cuenta que barrios de Aguablanca se mantienen acosados por pandillas que libran guerras sin cuartel con demarcación de las llamadas ‘fronteras invisibles’.

Cifras de la Personería indican que en la capital del Valle, 2.134 jóvenes pertenecen a 134 pandillas que están en la ladera, el nororiente, suroriente y, especialmente, en Aguablanca.

Mientras los pequeños mimos de la institución Santa Rosa se preparaban para salir a la tarima de la plazoleta Jairo Varela ante los cientos de pequeños que estaban alegres por la festividad, Karen Tribillo, de 14 años; Diana Carolina Gaviria y Jhónatan Landázuri, ambos de 15; Diana Lizeth Oquendo, de 16; y Brayan Ulloa, de 17, pusieron al público infantil a cantar música rap. Ellos integraron el grupo 'Los del Barco', de la institución Desepaz, quienes también rechazaron el matoneo y la violencia que golpea con fuerza la zona de Potrero Grande y otros barrios de la comuna 21.

REDACCIÓN CALI

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.