Ya son 12 las fichas de Samuel Moreno en líos por 'carrusel'

Ya son 12 las fichas de Samuel Moreno en líos por 'carrusel'

Fiscalía imputará cargos al concejal Wilson Duarte. Investigadores siguen rastro a pago de sobornos.

25 de noviembre 2013 , 10:11 p.m.

El escándalo por el saqueo de la plata de la contratación en Bogotá, que ya salpica a más de 160 personas entre funcionarios, empresarios y políticos se extendió a siete altas fichas del gabinete que acompañó al cuestionado alcalde Samuel Moreno Rojas, hoy preso y llamado a juicio por corrupción. Otros cinco altos funcionarios también están en líos por esos hechos.

Este lunes, el vicefiscal Jorge Perdomo confirmó que el concejal Wilson Duarte será el próximo llevado ante los jueces por el escándalo. Pero también anunció que varios del grupo de máxima confianza de Samuel Moreno fueron citados a interrogatorio y que “después de escucharlos se procederá a decidir si hay méritos para imputarles cargos”. (Vea aquí un mapa de los salpicados en el 'carrusel' de la contratación en Bogotá)

Yuri Chillán, exsecretario general de la Alcaldía, será escuchado en interrogatorio. Según los investigadores, Chillán tendría información clave sobre cómo se asignaron contratos y cuotas burocráticas en esa administración.

Otro de los que tendrán que declarar es el exgerente de la Empresa de Acueducto de Bogotá Jorge Enrique Pizano, quien será interrogado sobre la injerencia que allí tenía el contratista Andrés Cardona, quien es señalado de ser ficha del exsenador Iván Moreno, hermano de Samuel Moreno y también preso y enjuiciado por el escándalo. Los investigadores dicen que Pizano debe explicar si los concejales Antonio Sanguino y Jorge Durán Silva se beneficiaron con la contratación del Acueducto.

La exsecretaria de Integración Social Mercedes del Carmen Ríos tendrá que aclarar los que la Fiscalía considera indicios graves de interés indebido en la celebración de contratos y contratos sin el lleno debido de los requisitos. Su caso tiene directa relación con los millonarios negocios de alimentación para población vulnerable que recibieron empresas de la familia del concejal Édgar Torrado. Por esos mismos hechos, la Fiscalía compulsó copias a la Corte Suprema para que investigue al senador Efraín Torrado por el presunto delito de tráfico de influencias.

El interrogatorio a Mauricio Solano Sánchez, exdirector del Fondo de Vigilancia, busca aclarar la supuesta entrega irregular de contratos a personas cercanas al concejal Javier Palacio.

A Miriam Margoth Martínez, exdirectora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), se la investiga por los posibles delitos de contratos sin cumplimiento de los requisitos legales, e interés indebido en la celebración de contratos. Ella tendrá que aclarar si algunos de esos negocios millonarios fueron influenciados por los concejales Jorge Durán, Jorge Ernesto Salamanca, Antonio Sanguino y Javier Palacio. La Fiscalía revisa el manejo que se les dio en tiempos de Samuel Moreno a los contratos del relleno de Doña Juana y de la represa de Canta Rana.

Fernando Álvarez, exsecretario de Movilidad, es ficha clave en las investigaciones sobre los mismos contratos que tienen procesados penalmente a los Nule, a su jefe, el alcalde Moreno, y a los particulares Julio Gómez, Emilio Tapia y Álvaro Dávila. “Por su cargo, Álvarez asistía a todas las reuniones relacionadas con TransMilenio y su contratación y debe aclarar qué información tiene sobre las presiones que había en esas reuniones”, indicaron los investigadores.

‘Miraron hacia el lado’

Con la decisión de imputar cargos por el delito de cohecho contra el concejal Wilson Duarte, la Fiscalía abrió un nuevo capítulo contra un grupo de funcionarios y políticos que, aunque no habrían metido directamente la mano en los contratos de malla vial y ambulancias de Bogotá, habrían recibido plata para “mirar hacia otro lado, no hacer ruido sobre lo que estaba pasando”, en palabras de uno de los investigadores del caso.

La Fiscalía tiene evidencias y testimonios de que Duarte recibió 150 millones de pesos del cuestionado contratista Julio Gómez y otros 80 millones del exsecretario de Salud Héctor Zambrano para no promover debates de control político por las irregularidades que se registraban en la capital durante la administración del alcalde Samuel Moreno Rojas.

Como retribución por su silencio, dice la Fiscalía, varios concejales recibieron pagos y contratos a dedo. De hecho, aunque Duarte por ahora solo responderá por el delito de cohecho, está vinculado a otras cuatro investigaciones por los contratos que recibió una empresa en la que le figuran familiares.

El exconcejal Carlos Romero tendrá que defenderse de un supuesto pago de cien millones de pesos que habría recibido de Julio Gómez, quien lo menciona en una de sus declaraciones. (Lea aquí: ‘Carlos Romero dará las explicaciones a que haya lugar’: Clara López)

Igualmente tendrá que responder el expresidente del concejo Darío Fernando Cepeda, quien habría recibido plata de Gómez por contratos del Hospital San Blas. Según los investigadores, el gerente de ese hospital habría sido impuesto por Cepeda, quien luego empezó a manejar la contratación.

Carlos Lizcano, exgerente del Hospital de Meissen, también será escuchado en la Fiscalía por el presunto favorecimiento en la entrega de los contratos. El exfuncionario ya responde judicialmente por firmar algunos de los productos como vinos, colchones y alimentos, que supuestamente hacían parte de la dieta de los pacientes, de manera irregular y muchos de los cuales fueron entregados a la familia de Julio Gómez.

Lizcano tendrá que aclarar un supuesto pago de 600 millones de pesos que habría recibido el exrepresentante a la Cámara Germán Olano. La Fiscalía pidió a la Corte Suprema que investigue ese supuesto pago.

En el organismo investigador avanza, paralelamente, otro expediente sobre irregularidades en la contratación durante la administración de Luis Eduardo Garzón.

Como se recordará, el exsecretario de Salud Héctor Zambrano, uno de los protagonistas del robo de la plata pública, se mantuvo en la cúpula del Distrito durante varias administraciones.

Zambrano y Pardo, otros 2 del sanedrín

La exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) Liliana Pardo y el exsecretario de Salud Héctor Zambrano son los otros dos funcionarios del círculo más cercano al alcalde Samuel Moreno vinculados formalmente a los expedientes por corrupción. Zambrano ya aceptó cargos y se convirtió en testigo. Pardo, que fue destituida, está en juicio y pendiente de una nueva imputación de cargos.

Lo que dicen los citados

Yuri Chillán
Exsecretario gral. de la alcaldía

“Estoy dispuesto a responder y aclarar mi participación en este asunto. Esas han sido siempre mi disposición e intención.”

Darío Fernando Cepeda
Concejal de Cambio Radical

“En este momento no me ha llegado ninguna notificación oficial. No tengo ningún vínculo con el carrusel.”

MÍriam Martínez
Exgerente de la UAESP

“El llamado que me hace la Fiscalía a interrogatorio es la respuesta a las peticiones que personalmente solicité.”

Wilson Duarte
Exconcejal del Polo democrático

“Estoy pasando de acusador a acusado; que me demuestren lo que está diciendo Héctor Zambrano.”

REDACCIÓN JUSTICIA Y BOGOTÁ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.