Práctica de mutilación genital femenina sigue en comunidades indígenas

Práctica de mutilación genital femenina sigue en comunidades indígenas

Un informe advierte sobre los riesgos de esta y otras costumbres nocivas.

25 de noviembre 2013 , 11:49 a.m.

El Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) dio a conocer que la práctica de la mutilación genital femenina, que únicamente se había documentado en la comunidad indígena embera asentada en el departamento de Risaralda, también se lleva a cabo en otras 16 regiones donde esa etnia hace presencia en el país.

Pero eso no es lo más delicado del asunto: se estableció que otros pueblos indígenas, distintos al embera, también acuden a esta especie de ritual, que consiste en cercenar el clítoris de las niñas –incluso las recién nacidas- con la finalidad de garantizar su rol como mujeres y esposas.

Esto se da a conocer en el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, a propósito de un foro en el que el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) y el Fondo de Población de Naciones Unidas (Unfpa) analizan la problemática de la ablación y otras prácticas nocivas contra las niñas y mujeres indígenas del país, como lo es la 'pelazón', que consiste en arrancarles el pelo a tirones a las menores cuando tienen su primer periodo menstrual.

En otras culturas las encierran cuando llegan a la adolescencia, por temporadas que pueden ser de un mes hasta de tres años.

Esmeralda Ruiz, asesora en género y derechos reproductivos del Unfpa, explicó que los nombres de las otras comunidades nativas donde se llevan a cabo este tipo de prácticas no pueden ser revelados, pues se trata de un tema que pertenece a sus tradiciones y, por tanto, es muy difícil de abordar.

Hasta ahora, ni esta organización, ni el Estado, han hecho acercamientos. Pero lo más importante –añade- es que las autoridades indígenas ya reconocieron la existencia de estos métodos y que, incluso, los embarazos en menores de 14 años -que son totalmente comunes en estas culturas- representan un peligro para las niñas.

Ruiz recuerda que, desde el 2007, después de que dos niñas emberas murieron tras haber sido sometidas a la ablación, se inició un trabajo de intervención con esa comunidad que logró que las máximas autoridades de esa etnia se comprometieran a erradicar dicha práctica.

Sin embargo, por tratarse de un tema ancestral, ha sido muy difícil desterrarlo del todo.

A propósito, el Unfpa instó al Estado colombiano, bajo la dirección del Sistema Nacional de Bienestar Familiar, a que genere un plan que permita acercarse y abordar, de manera integral, esta temática con las comunidades indígenas.

“Se recomienda al Estado que realice esfuerzos conjuntos con las autoridades indígenas para eliminar la mutilación genital femenina, incluida la sensibilización sobre sus efectos perjudiciales para las niñas y las mujeres, garantice la aplicación de las decisiones adoptadas por el Consejo Regional de Risaralda con respecto a la práctica y prohíba la mutilación genital femenina en su legislación”, insistió el Comité para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la Mujer.

"La situación es muy delicada, pero necesitamos ser respetuosos y cuidadosos. Hay que recordar que son pueblos con autonomía y que se rigen por sus tradiciones", añadió Ruiz, quien destacó la voluntad de las autoridades indígenas al reconocer que llevan a cabo este tipo de rituales nocivos para sus niños y mujeres.

Este martes y miércoles, en Quibdó (Chocó), se reunirán las autoridades de todos los pueblos emberas del país, con el fin de debatir esta problemática.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.