'El ciudadano debe ser el centro de la campaña'

'El ciudadano debe ser el centro de la campaña'

El mexicano Roberto Trad es uno de los que más conoce de redes sociales y su uso en política.

notitle
25 de noviembre 2013 , 12:29 a. m.

El mexicano Roberto Trad, uno de los consultores y expertos más destacados en campañas políticas en Latinoamérica -ha participado en más de 30, entre las que se cuentan la de Rafael Correa, en Ecuador, y la de Andrés Manuel López Obrador, en México-, habló con EL TIEMPO sobre la influencia de las redes sociales en los procesos electorales. Dijo que quienes usan estas plataformas no siempre ejercen el derecho al voto.

¿Cómo analiza la combinación de campañas políticas y redes sociales?

Lo que hay que entender es que las redes sociales son un espacio alternativo de la realidad y es el lugar a donde están migrando todas nuestras interacciones sociales. No hay que entenderlas como un espacio de comunicación sino como un espacio que maximiza la capacidad de intercambio de información de una sociedad. Por eso, no es que las redes sociales inventen a los candidatos, sino que simplemente aceleran el proceso de intercambio de información social. Equilibran un poco más la balanza contra los medios tradicionales.

Precisamente frente a eso, ¿qué están haciendo las redes sociales frente a los medios tradicionales?

Pues que el negocio de las redes sociales es la interconexión, mientras que el negocio de los medios tradicionales es la información. Las redes ganan dinero entre más gente se conecta, los medios tradicionales ganan dinero a partir de la información que publican y generan. En las redes el acceso a la información se vuelve mucho más democrático y el intercambio de información se vuelve mucho más ágil.

¿Han propiciado un cambio en el mundo?

Sí. Es como un amigo me decía que hoy estamos pasando de la época de Luis Miguel a la época del Karaoke, en la que la gente quiere es salir a cantar, no quiere ir a ver un concierto de Luis Miguel y sentarse como espectador. Quiere es ser participe. Esa condición se ha visto acelerada por las redes sociales y los políticos tienen que entender que eso es lo que está pasando hoy con las sociedades.

¿Cómo se analiza que el respaldo en redes sociales no se refleje igual en las urnas?

En la campaña de Andrés Manuel López Obrador nos pasó que teníamos ganadas las redes sociales, pero no ganamos en las urnas. ¿Por qué no se traduce el efecto de las redes a las urnas? Creo que sí se traduce, lo que pasa es que el universo que tiene acceso a las redes sociales no es el mismo al que no tiene ese acceso, y que también sale a votar. La gente que usa Twitter sí se expresa, lo que pasa es que todavía representa un porcentaje mucho menor en estas sociedades.

En ese sentido, ¿cuál es la recomendación para las campañas políticas?

Que entiendan a las redes sociales no como una parte de la campaña sino como un complemento que cruza toda esa organización. No deben tener un discurso para las redes sociales, sino que tienen es que tener un discurso y las redes sociales deben ser su amplificador. Las redes son un espacio y no un medio.

¿Qué tan efectivas son las campañas ‘negras’?

Depende del eco que se le haga del otro lado. He visto campañas ‘negras’ que no han causado ningún efecto. Creo que lo que tenemos que empezar a ver es una ética pública. Una ética en donde como sociedad reconozcamos el valor de la crítica y la denuncia y castiguemos desde el voto a las personas que acuden a la mentira para derrotar al adversario. Esa guerra sucia existe en todo el mundo, pero depende de la habilidad de los propios candidatos para poder quitarse y poder responder y confrontar a esa guerra sucia.

¿Hay algo que haga una campaña exitosa?

Sí, es poniendo al ciudadano en el centro. Convirtiendo al ciudadano en el protagonista de tu campaña. Cuando un candidato aprende a hablar de nosotros, en vez de él, es más propenso a ganar.

¿Poniendo al ciudadano en el centro es posible ganarle a campañas que tienen a la mano dinero y publicidad?

Creo que esas cosas, como el dinero, sí importan, pero me parece que es más importante el mensaje y el contenido de la misma, sin eso es difícil ganar. Creo en una comunicación estratégica basada en los contenidos y no en el dinero, porque el contenido es lo que hace pegajosa una campaña. Por más dinero que tengas, si tu contenido es pobre lo único que vas a hacer es difundir a más gente ese contenido pobre.

REDACCIÓN POLÍTICA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.