La 'patrulla Sixtina' en Bogotá

La 'patrulla Sixtina' en Bogotá

Un artista plástico bogotano creó un oratorio en un carro de la Policía.

notitle
24 de noviembre 2013 , 10:39 p.m.

El particular oratorio tiene 2,20 metros de largo por 1,10 de alto. Cerca de 30 ladrillos de arcilla componen el piso. El techo es soportado por cuatro pilares de madera cuidadosamente tallados y está adornado con rosetones, hechos de finas tintas azules y escarlatas.

Posee seis asientos de madera y tela que evocan la época colonial de Bogotá. Las ventanas tienen vitrales de color amarillo que filtran los rayos solares que los atraviesan dando una gran luminosidad a su interior.

Aunque tiene toda una tendencia barroca en su construcción, y está inspirado en las obras del arquitecto, escultor y pintor renacentista Miguel Ángel –como la Capilla Sixtina–, este oratorio no se encuentra en ninguna iglesia o capilla de la ciudad, sino en una patrulla de la Policía Metropolitana de Bogotá, que iba a ser chatarrizada.

Esta idea fue desarrollada por Carlos Castro, un artista plástico de 37 años que desde muy joven empezó a hacer montajes basados en la capital. “No me considero un artista social, pero no dejo de interesarme por temas como la indigencia infantil o en lo que se puede convertir un ser humano por caer en el consumo de drogas; o el Estado y la sociedad”, dice el creador de la obra.

Castro estudió en la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Bogotá y gracias a una beca pudo ir al San Francisco Art Institute, de California, por donde han pasado artistas de la talla de Fernando Botero. Allí perfeccionó sus estudios en pintura y arte contemporáneo.

Fue criado bajo las más estrictas creencias católicas. Por eso, quiso retratar su devoción en la parte trasera de una patrulla de Policía como un símbolo de la unión entre el Estado y la Iglesia.

Sin embargo, nunca promueve su fe, sino que permite que cada curioso que se acerque a su obra la interprete a su gusto.

Este artista bogotano ha hecho exposiciones en lugares como el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Santa Clara y la Universidad Nacional, donde ha exhibido obras hechas con materiales salidos de lo común, como una caja musical que funciona con cuchillos incautados por la Policía, esqueletos, animales disecados y hasta chicles mascados.

Arte en las venas

Carlos empezó a interesarse en este tipo de temas cuando la curiosidad lo llevó a querer conocer más sobre los sectores deprimidos de la localidad de los Mártires. Allí encontró lugares como la iglesia del Voto Nacional, el sector del ‘Bronx’ y la comandancia de Policía. “Fui a hacer un trabajo a la iglesia y ahí noté que el Cristo que está en la punta del templo mira hacia el ‘Bronx’ y hacia el edificio de la Policía. Ese contraste fue inspirador y por eso quise hacer este tipo de arte”, recordó.

Algunas de sus obras se exhibirán en Vancouver (Canadá) el próximo año.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.