Editorial: Las reglas para el transporte de carga

Editorial: Las reglas para el transporte de carga

24 de noviembre 2013 , 08:30 p.m.

A partir del 16 de diciembre comienzan a regir en Bogotá las nuevas reglas para la circulación del transporte de carga. Tema espinoso que tiene con los pelos de punta a distribuidores, comerciantes, tenderos y, por supuesto, a los camioneros.

La norma, expedida la semana pasada, contempla una vasta zona en la que se restringe el desplazamiento de camiones con capacidad de carga hasta de 7 toneladas en horas pico –de 6 a. m. a 8:30 a. m. y de 5 p. m. a 7:30 p. m.–, es decir, solo pueden transitar en horas valle. La misma suerte correrán los camiones de más de tres ejes que circulen por los bordes de la ciudad, de lunes a viernes.

Para el caso del cargue y descargue de productos, el decreto advierte que solo podrá hacerse en horario nocturno –entre las 10 p. m. y las 6 a. m.– y en vías principales. En las intermedias, se autoriza la misma actividad, pero en horas valle y para vehículos de máximo dos ejes. Todo un galimatías.

No se sabe a ciencia cierta con qué criterios y soportada en qué estudios la Alcaldía dio forma a este entuerto. No de otra forma se explica que no se haya tenido en cuenta el cúmulo de obstáculos que podría enfrentar la norma tan pronto entre en vigencia.

Es probable, por ejemplo, que las entradas y salidas de la ciudad colapsen ante la fila de camiones que tendrán que esperar a que pase la restricción para ingresar a la ciudad. Así mismo, no es claro dónde podrán estacionar los camiones en las horas prohibidas. Hoy, muchos lo hacen en áreas que se supone son espacio público, con el peligro que ello representa. Para no ir muy lejos, hace poco se registró un fatal accidente en la calle 13 por el aparente mal parqueo de un camión cisterna.

Tampoco les falta razón a los camioneros y tenderos cuando advierten del sobrecosto que podría generar la operación de cargue y descargue en las noches y problemas de seguridad. Sin contar que en adelante pueda incrementarse el número de vehículos a raíz de que lo que hoy transporta una tractomula, ahora tendrán que hacerlo tres o cuatro furgones pequeños. Valdría la pena darles una mirada a estas inquietudes antes de que el remedio termine siendo peor que la enfermedad.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.