Santos, sin prisa para escoger a su Vicepresidente

Santos, sin prisa para escoger a su Vicepresidente

Tendrá en cuenta varios puntos para elegir su fórmula: ideología, género y de dónde es.

notitle
23 de noviembre 2013 , 09:38 p.m.

La elección de la fórmula vicepresidencial del presidente Juan Manuel Santos no es un tema de poca monta ni será una decisión fácil.

La escogencia del vicepresidente está ligada fundamentalmente a tres aspectos: debe complementar lo que no tiene el candidato-presidente, debe aportar los votos que no tiene el mandatario o debe ser igual en posición ideológica y posturas.

A partir de esto, el Presidente, dependiendo de su conveniencia electoral, decide. Las opciones le permiten escoger entre un compañero de fórmula que sea representativo de una determinada región, o seleccionarlo por su ideología, por su género o, incluso, por su color de piel.

“Debe ser un complemento. El Presidente debe analizar con cuidado a cuál factor le apuesta”, dijo Patricia Muñoz, catedrática de la Universidad Javeriana.

Y, en ese punto, ella cree que si Santos quiere mostrar énfasis en el tema de seguridad urbana y acercarse con sectores afines a los militares, el candidato podría ser el general (r) Óscar Naranjo, exdirector de la Policía.

Pero si lo que busca es abrirse un importante espacio regional, agregó Muñoz, podría llevar al senador conservador Efraín Cepeda, “con quien lograría el apoyo conservador y la participación de la costa Caribe”.

El senador Armando Benedetti, del partido de ‘la U’, estima que el cargo debe ser para una mujer que represente a alguna región. “No es solo para darle participación a la mujer sino para que alguna zona del país se sienta representada”, dijo el congresista.

Pero hay quienes creen que la escogencia de la fórmula vicepresidencial no solo debe estar ligada a los temas electorales.

El columnista Mauricio Vargas estima que por la experiencia que tuvo el Presidente en estos años con Angelino Garzón, su compañero de fórmula también debe tener una cercanía ideológica y un estilo similar al del mandatario. “Que se parezca, que no vaya en contravía”, dijo.

Pero también planteó un punto para todos los aspirantes. Dijo que no deberían olvidar que la persona que elijan debe estar en capacidad de gobernar en el no deseable caso de que le ocurra algo al Presidente.

“A veces produce entre inquietud y hasta terror mirar en manos de quién habría podido quedar la Presidencia en años anteriores”, afirmó Vargas.

Gabriel Silva, en su columna de EL TIEMPO, ya planteó la posibilidad de que ese cargo sea para Humberto de la Calle, actual jefe negociador del Gobierno en los diálogos de La Habana, como una propuesta de coherencia política en respaldo a la paz.

Alejo Vargas, catedrático de la Universidad Nacional, aseguró que el presidente Santos tiene muchas opciones y planteó que “el general Óscar Naranjo podría ser una fórmula para enviar un mensaje en términos de seguridad; podría nombrar a alguien de las regiones para mandar un mensaje de tipo nacional o a una mujer para mostrar equidad de género”.

Andrés Molano, catedrático de la Universidad del Rosario, consideró que Santos debe tener un vicepresidente con talante ministerial, que pueda jugar un papel activo dentro del Gobierno. Y se atrevió a mencionar el nombre del exministro Germán Vargas Lleras.

Pero por ahora el presidente Juan Manuel Santos parece no tener afán. Todo indica que va a esperar hasta que el panorama político esté lo suficientemente claro para definir su fórmula.

Aguardará hasta que se decante todo lo electoral, es decir, ver cómo marchan las encuestas, cuáles son los temas que se toman la campaña y quiénes están adelante, para definir quién lo va a acompañar.

En últimas, tiene plazo hasta el 7 de marzo para inscribir su fórmula vicepresidencial.

Campaña
Bogotá y Cali, caminos electorales para Angelino

Desde hace más de seis meses, el vicepresidente Angelino Garzón dijo que no sería de nuevo candidato a la Vicepresidencia.

Y a partir de ahí comenzó a dar pistas sobre lo que realmente quería. Insistió en que desde un gobierno local es mucho más fácil ayudarle a la gente que desde la Vicepresidencia. Luego, de manera pública ha hablado de su intención de estar en la campaña electoral del 2015 y ha mencionado en concreto dos posibilidades: la alcaldía de Cali o la de Bogotá.

Garzón ya fue gobernador del Valle y es oriundo de ese departamento, por lo que eventualmente buscar la alcaldía de la capital valluna no le sería ajeno.

Pero quienes lo conocen no dudan de que su gran interés se centrará en la búsqueda de la Alcaldía de Bogotá. Incluso, Garzón se ha preocupado mucho por conocer sobre los problemas de la capital del país.

En conversaciones espontáneas habla, por ejemplo, de la necesidad de rehabilitar todo el centro de Bogotá. Para él, no tiene sentido que uno de los sectores más críticos en materia de seguridad esté solo a una cuadra de la Presidencia, del Palacio de Justicia y de la Alcaldía.

Es más, todo el estudio de los problemas de los barrios bogotanos que hizo su hija Ángela, quien acaba de desistir de su aspiración a la Cámara por Bogotá, ahora lo tiene él.

Incluso, ha hecho algunas esporádicas salidas, muy discretas, a sectores menos favorecidos de la capital, para hablar con la gente.

Garzón tiene claro que para conocer los problemas de una ciudad hay que recorrerla y hablar con la gente para saber qué quiere. Y eso lo está haciendo en Bogotá.

REDACCIÓN POLÍTICA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.