John Sudarsky acusa a Carlos González de 'incitar' al fraude electoral

John Sudarsky acusa a Carlos González de 'incitar' al fraude electoral

El precandidato presidencial denunció "acuerdo" del representante de los 'verdes' con Navarro Wolf.

notitle
19 de noviembre 2013 , 07:59 p.m.

Unas duras acusaciones lanzó este martes el aspirante presidencial de la Alianza Verde (fusión del Partido Verde y Progresistas) John Sudarsky al representante legal de los antiguos ‘verdes’ Carlos Ramón González.

En una carta enviada a las directivas de la Alianza Verde este martes, Sudarsky se refiere a unas grabaciones que se habrían hecho en la reunión de esa instancia de la nueva organización política el pasado 7 de noviembre.

En los audios, según Sudarsky, González habría “incitado de alguna manera” al resto de miembros de las directivas del nuevo partido “a cometer posiblemente un fraude electoral para anular la inscripción de los candidatos a la consulta popular en la que la Alianza Verde debe escoger candidato a la Presidencia”.

“También incita a inscribir candidatos sin los requisitos establecidos en el Congreso del Partido Verde para diluir la escogencia de aquellos que cumplieron los requisitos o a invalidar el cumplimiento de ellos”, dice el también senador Sudarsky.

El congresista se refiere a que en el encuentro de los ‘verdes’ en que se aprobó la unión con los progresistas, tendencia inspirada por el alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, se aprobaron unas reglas para la inscripción de aspirantes a participar en la consulta mediante la cual se elegiría candidato a la Presidencia en 2014.

Entre lo aprobado estaría que quien se inscriba en esa consulta debe tener al menos el 10 por ciento de imagen positiva en una encuesta nacional y presentar una carta con el apoyo de al menos 50 participantes en ese Congreso del Partido Verde.

Adicionalmente, según Sudarsky, se fijó la fecha del 10 de noviembre como plazo para recibir esas inscripciones.

“En las grabaciones se escucha a Carlos Ramón González Merchán planteando opciones para definir el candidato presidencial y revela que existe un acuerdo hasta ahora desconocido con Antonio Navarro y se advierte la necesidad de que este no se filtre”, reza la misiva.

Sudarsky le atribuye las siguientes palabras a González: “Me parece a mí… cumplimos también con un acuerdo que tenemos con Antonio de darle tiempo para que él vaya madurando su idea, que es tal vez de las cosas que más nos preocupan a quienes estamos aquí. Esta consulta sin Antonio no tiene sentido”, habría dicho el representante legal de los ‘verdes’.

El congresista también dice que González planteó la posibilidad de “tumbar la consulta interna” con la “excusa de que no se hizo una encuesta previamente”.

Según Sudarsy, González habría dicho: “Como hay el vacío de la encuesta, entonces podríamos dar por invalidas las inscripciones para pasar de largo”.

Incluso, el congresista dice que en esa reunión se habló de “inscribir varios precandidatos” para que no se quedaran por fuera ante la inminencia del plazo del 10 de noviembre.

“Y que quede radicada la carta de Navarro, de Íngrid Betancourt, de Feliciano, de ‘bueno’ los cuatro o cinco nombres que hemos hablado como opciones. En esa forma cumplimos con la fecha del Congreso, no nos arriesgamos, como dice Rodolfo, a que mañana salga Peñalosa o el mismo John a decir ‘vea violaron las normas, violaron los mandatos del Congreso””, le atribuye Sudarsky a González.

EL TIEMPO supo que el viernes 8 de noviembre hubo una preinscripción de Navarro para poder participar en esa consulta, aunque el exgobernador de Nariño aún no confirma si estará en esa elección o no, para la que también se habían inscrito previamente el exalcalde de Bogotá Enrique Peñalosa y el senador Camilo Romero.

“Queda claro que las intenciones del señor González Merchán han sido favorecer a unos candidatos sobre otros. Resultados ciertos, reglas inciertas. Esto por quien es el depositario de la personería jurídica del partido, el depositario de la certeza jurídica de él y quien actúa en nombre de todo el partido”, dice Sudarsky en su carta.

Pero el congresista va más allá y dice que “con el manejo a su antojo de los fondos con que el Estado financia a los partidos, González Merchán influye sobre profundas decisiones políticas para favorecer sus designios y sus amigos”.

Sudarsky solicita a las directivas de la Alianza Verde que pidan a las autoridades correspondientes “investigar la contratación que desde las fundaciones y ONG que controla González Merchán se ha hecho en Santander, en particular la de Educación en Floridablanca, y por qué decidió no avalar un candidato que inclusive Antonio Navarro le recomendó por su probidad”.

“González Merchán no es una garantía y parte de los compromisos en la Alianza Verde es que él renunciaría a la dirección ejecutiva y alguien del anterior Partido Verde lo reemplazaría”, dice en la carta.

Finalmente, Sudarsky pide que “dada la intención explícita de González Merchán de invalidar las inscripciones de los candidatos a la consulta popular o de incluir candidatos de forma espuria” la secretaria del partido “presente evidencia de que los requisitos establecidos por el Congreso Nacional se cumplieron para los candidatos inscritos y que se hicieron en las fechas requeridas”.

El siguiente es el texto completo de la carta:

Dr. Luis Carlos Avellaneda, Antonio Sanguino y miembros todos de la Dirección Nacional del Partido Alianza Verde (AV)

Estimados Colegas de la Dirección Nacional:

Escuché con abatimiento la noticia que presentó RCN Noticias el día jueves catorce (14) de noviembre en la que se hacía pública la intervención de Carlos Ramón González Merchán, representante legal de la Alianza Verde, en la reunión oficial de la Dirección Nacional, incitando de alguna manera a los miembros de ella a cometer posiblemente un fraude electoral para anular la inscripción de los candidatos a la Consulta Popular en la que la Alianza Verde (AV) debe escoger candidato a la Presidencia de la República. También incita a inscribir candidatos sin los requisitos establecidos en el Congreso del Partido Verde para diluir la escogencia de aquellos que cumplieron los requisitos o a invalidar el cumplimiento de ellos.

Para desarrollar el argumento es necesario presentar los documentos, comenzando con la proposición aprobada en el IV Congreso Nacional con fechas 25 y 26 de septiembre de 2013, según consta en el acta registrada ante el Consejo Nacional Electoral. En ésta se lee:

“(…) El partido escogerá su candidato presidencial mediante una consulta que se llevará a cabo en Marzo de 2014, simultáneamente con las elecciones de congreso.

Quienes aspiren a participar en la consulta deberán tener por lo menos un diez por ciento (10%) de imagen positiva en una encuesta nacional, que incluya al menos 6 ciudades, realizada por una empresa encuestadora altamente reconocida.

Los candidatos a la consulta se inscribirán con una carta a la dirección, que tenga además de su firma, las firmas de 50 de los miembros del Congreso Nacional del 25 y 26 de septiembre de 2013. Para este efecto la Dirección del Partido hará público un listado con todos los nombres de los participantes del congreso. Alternativamente, los aspirantes a ser candidatos en la consulta pueden inscribirse con el respaldo de las firmas de miembros de la Dirección Nacional que representen al menos el diez por ciento (10%) de la dirección.

La inscripción de candidatos debe hacerse antes de Noviembre 10 de 2013. Si el 10 de Noviembre hubiera un solo candidato a la consulta inscrito éste se convertirá en el candidato presidencial oficial del Partido Verde para las elecciones de Mayo de 2014.
Si el 10 de Noviembre no hubiera candidatos inscritos a la consulta, la dirección nacional buscaría otros medios para definir el candidato (…)”.

Permítanme transcribir lo titulado por haciendo énfasis en lo dicho por Carlos Ramón González Merchán el jueves siete (07) de noviembre de 2013. Fue revelada una grabación donde directivas hablan de cómo impedir que los medios se enteren de la inscripción de Ingrid Betancourt como pre candidata presidencial. En las grabaciones se escucha a Carlos Ramón González Merchán planteando opciones para definir el candidato presidencial y revela que existe un acuerdo hasta ahora desconocido con Antonio Navarro y se advierte la necesidad de que éste no se filtre: “me parece a mí, cumplimos también con un acuerdo que tenemos con Antonio de darle tiempo para que él vaya madurando su idea, que es tal vez de las cosas que más nos preocupan a quienes estamos aquí. Esta consulta sin Antonio no tiene sentido”. La otra posibilidad que plantea el señor González Merchán es tumbar la consulta interna con la excusa de que no se hizo una encuesta previamente: “como hay el vacío de la encuesta, entonces podríamos dar por invalidas las inscripciones para pasar de largo”. Otro de los escenarios es inscribir a varios pre candidatos y luego, si sobrevive la consulta interna, hacerla para evitar que Enrique Peñalosa siga protestando contra cualquier decisión: “Y que quede radicada la carta de Navarro, de Ingrid Betancourt, de Feliciano, de ‘bueno’ los cuatro o cinco nombres que hemos hablado como opciones. En esa forma cumplimos con la fecha del Congreso, no nos arriesgamos, como dice Rodolfo, a que mañana salga Peñalosa o el mismo John a decir: vea violaron las normas, violaron los mandatos del Congreso, etcétera, etcétera”.

Señores de la Dirección Nacional, este comentario lo hizo Carlos Ramón González Merchán sin haber revisado a fondo la encuesta que para mi caso realizó la muy afamada firma encuestadora Cifras y Conceptos, la cual se aplicó en seis ciudades y que arrojo que yo tenía una favorabilidad del treinta y seis por ciento (36%) obviamente entre quienes me conocían. El requisito aprobado era sobre porcentaje de favorabilidad y no sobre porcentaje de reconocimiento. He cumplido con el requisito y con la fecha para ello.

Queda claro que las intenciones del señor González Merchán han sido favorecer a unos candidatos sobre otros. Resultados ciertos, reglas inciertas. Esto por quien es el depositario de la Personería Jurídica del Partido, el depositario de la certeza jurídica de él y quien actúa en nombre de todo el Partido.

No es la primera vez que Carlos Ramón González Merchán pretende manejar a su antojo el Partido. La reciente carta en que renuncian varios miembros de la organización de Jóvenes Verdes así lo evidencia. Con el manejo a su antojo de los fondos con que el Estado financia a los partidos, González Merchán influye sobre profundas decisiones políticas para favorecer sus designios y sus amigos. Canceló un congreso de mujeres que se había organizado con gran esfuerzo, entre otros, por Ángela María Robledo. Y, aún más grave, es posible que haya convertido la organización de la AV en Santander en su coto de caza, en su finca personal para establecer alianzas y escoger candidatos, a menudo para tener acceso a la contratación pública.

Señores de la DN, solicito que por su conducto alleguen a la autoridad que corresponda investigar la contratación que desde las fundaciones y ONG que controla González Merchán se ha hecho en Santander, en particular las de Educación en Floridablanca y por qué decidió no avalar un candidato que inclusive Antonio Navarro le recomendó por su probidad.

En mi visita a Bucaramanga la semana pasada me sorprendió que, como en ninguna parte, los propios periodistas me advertían sobre el peligro de dejarme ver con González Merchán o con su secretario del partido, el Sr. José Ángel Amador, quien, muchos se preguntan, de dónde le aparece un edificio que nadie sabe de dónde proviene. Igualmente en la marcha por el Agua por el Páramo de Santurbán se me acercó mucha gente a contarme como González Merchán los había expulsado de la organización. Señores de la Dirección, exijo que el Partido haga una veeduría detallada con miembros independientes de, como lo llamaron los jóvenes, “los tentáculos” de González Merchán. Igualmente quiero exhortar a los habitantes de Santander a que nos ayuden a recolectar evidencia sobre las acciones de González Merchán y venzan el miedo con el cual han paralizado a los ciudadanos de Santander. Sabemos que Santander es uno de los departamentos con mayor índice de Percepción de la Corrupción y menor confianza interpersonal y González Merchán no se diferencia marcadamente de otros políticos regionales. Lo que si resulta patético es que sea el representante legal de un partido que pretende cambiar las costumbres políticas y luchar contra el clientelismo y la corrupción.

González Merchán no es una garantía y parte de los compromisos en la Alianza Verde es que él renunciaría a la dirección ejecutiva y alguien del anterior Partido Verde lo reemplazaría. El Senador Rodrigo Romero se ha postulado para tal posición. Sin embargo él como Senador no puede desempeñar ninguna otra actividad a la de ser Senador, distinta a la docencia universitaria. Por eso le solicito ya sea que retire su postulación y permita que alguien más pueda ser elegido o que se comprometa a renunciar a su curul en el momento de aceptarse que ocupe tal dirección ejecutiva.

También es necesario que González Merchán aclare la naturaleza de los acuerdos con Antonio Navarro y como ellos pueden ir en contravía de las decisiones de la máxima autoridad del Partido, el Congreso Nacional, y que Antonio Navarro haga lo mismo.

Dada la intención explícita de González Merchán de invalidar las inscripciones de los candidatos a la Consulta Popular o de incluir candidatos de forma espuria es indispensable que la Secretaria del Partido presente evidencia de que los requisitos establecidos por el Congreso Nacional se cumplieron para los candidatos inscritos y que se hicieron en las fechas requeridas.

Señores de la Dirección, sé que con esta misiva voy a colocar al partido en incomodas disyuntivas. Los partidos adquieren identidad cuando toman decisiones de fondo y este es un caso. El PV ha cometido toda clase de errores, el más garrafal de ellos el haber permitido que Álvaro Uribe, el principal antagonista de la Ola Verde, le sostuviera el megáfono a Enrique Peñalosa durante su campaña a la Alcaldía de Bogotá. Ahí se acabó el PV y se perdió la alcaldía de Bogotá. Por estos errores y otros más, el Partido solo pudo salvarse por la coalición entre Progresistas y Compromiso Ciudadano, que luego se retiró. Es un momento para tomar decisiones. ¿Va a ser este un partido moderno o seguirá siendo la propiedad de un personaje que merece la mayor reprobación de nosotros mismos y de la ciudadanía que busca romper las ataduras del presente sistema electoral basado en clientelismo y corrupción?

Atentamente,

John Sudarsky

Senador de la República y precandidato a la Presidencia de la República por la Alianza Verde.

REDACCIÓN POLÍTICA

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.