'Si fuera presidente pondría todo el presupuesto en educación'

'Si fuera presidente pondría todo el presupuesto en educación'

La escritora mexicana Elena Poniatowska cree que así mejoraría la vida de las personas.

19 de noviembre 2013 , 05:55 p.m.

Después de ser galardonada con el Premio Cervantes de Literatura 2013, Poniatowska (París, 1932) o ‘Elenita’, como más se la conoce en México, habló de compromiso y de la necesidad de "amar al país" cuando las cosas y las crisis vienen mal dadas.

Muy sorprendida aún por convertirse en la cuarta mujer en conseguir el Cervantes, un galardón que ha sido para ella "como un conejo que sale del sombrero", Poniatowska instó a quienes mandan en su querido México, "donde se lee poco", a "hacer un gran esfuerzo en la educación, la de los jóvenes". "Yo, si fuera presidente, que no lo soy, pondría todo el presupuesto en las escuelas, en la educación, porque con la educación también viene la salud" y una vida mejor, apuntó.

Orgullosa de su oficio, el de periodista, al que aún se dedica con artículos punzantes y críticos acerca de la problemática social de su país, quiere compartir el premio con los de su gremio. "Es un premio para ustedes, para los periodistas, porque yo siempre estoy de este lado de la barrera (del de la prensa)", y de ese trabajo ha aprendido el valor de "la modestia" porque ejerciendo "te va de la patada la mayor parte del tiempo y, aquí (en México) te matan, además".

Hija de un príncipe polaco que jamás reinó, Elena atesora una obra narrativa muy rica con libros como ‘Tinísima’ (1992), ‘La piel del cielo’ (2001), que le valió el Alfaguara de novela, ‘El tren pasa primero’ (2007), y ‘Leonora’, dedicada a la pintora británica residida en México Leonora Carrington (1917-2011).

También es autora de novelas como ‘Hasta no verte Jesús mío’ (1969), un relato sobre una ‘soldadera’, como se le conoce a las mujeres que en la Revolución mexicana (1919-1917) acompañaron a sus esposos e hijos en la batalla, y de ‘La noche de Tlatelolco’ (1971), una crónica valiente sobre la matanza de estudiantes ocurrida en la Plaza de las Tres Culturas el 2 de octubre de 1968.

Este día de júbilo, esta mujer mexicana, que frecuentó mítines de los partidos de izquierda en los últimos años, recuerda que cuando siendo muy joven llegó a México desde Francia le marcó muchísimo "ver a mucha gente descalza, niños descalzos en la banqueta". "Creo que eso también ejerció algún tipo de impacto en el subconsciente" para influir en su mirada crítica siempre hacia la desigualdad y la pobreza de su país y de otros, y tener siempre presente a toda esa gente que "finalmente no pide nada porque no sabe ni a quién pedírselo" y que por "cualquier cosa te daban las gracias como si estuvieras bajando la luna, las estrellas, el sol".

Se emociona y se identifica también con los exiliados republicanos españoles que llegaron a México hace muchos años y quienes poseían, como mucha gente pobre de su país, esa enorme capacidad de amar la patria que habían dejado. "Recuerdo una historia de un español al que le abrieron todas sus cosas y un pañuelo. Le dijeron '¿qué es esta mierda?'. Y dijo 'Es tierra de España', que se llevaba a Francia", relató.

Sus proyectos de futuro son "hacer una novela sobre la segunda mujer de Diego Rivera, Lupe Marín, que era una especie de fiera extraordinaria", a la que en vida entrevistó, y otra que tiene que ver con un antepasado suyo, el rey Estanislao II Poniatowski de Polonia, "segundo amante de Catalina la Grande, que lo impuso". "Fue un buen rey y entonces yo quiero hacer 'Qué diablos son los Poniatowski', pero no lo puedo hacer porque no sé polaco, no sé nada de historia de Europa, pero nada, nada. Tengo que estudiar y leer mucho de eso para poder hacer el libro. Pero eso será dentro de dos años o tres", apuntó.

El Cervantes es uno de los galardones más prestigiosos de las letras en español, está dotado con 125.000 euros y antes que Poniatowska lo obtuvieron otros escritores mexicanos como Octavio Paz (1981), Carlos Fuentes (1987), Sergio Pitol (2005) y José Emilio Pacheco (2009), pero jamás lo había recibido una mujer.

ALBERTO CABEZAS
EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.