En libertad, familiar del general Patiño enredado con armas de bandas

En libertad, familiar del general Patiño enredado con armas de bandas

Figuran como propietarios de bienes donde quedó al descubierto una armería ilegal.

19 de noviembre 2013 , 11:47 a.m.

Una investigación contra una red que supuestamente se dedicaba a vender armas a bandas criminales del Urabá antioqueño y de Ciudad Bolívar terminó por enredar este martes a varios familiares del general Francisco Patiño, excomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá.

Según investigadores del CTI de la Fiscalía, un establecimiento de elementos para la caza se utilizaba como fachada para vender armas y municiones a organizaciones criminales.

El supuesto negocio fue descubierto este martes, cuando unidades del CTI realizaron un operativo en un local de la empresa Davelh, en el occidente de la ciudad. Allí fue capturado Jhon Norbey Patiño Mahecha, quien, según la Fiscalía, es sobrino del general. Simultáneamente, en la misma zona fue ocupado un apartamento, en donde fueron detenidos Jhon Alexánder Mahecha Cruz y Mizraim Rodríguez Herreño.

En esos registros se decomisaron un fusil, una subametralladora, dos pistolas, un revolver, piezas de distintas armas y más de 180 proveedores. En el sitio había moldes para fabricar proveedores.

También sorprendió a los investigadores que algunas de las armas allí encontradas tenían borrados los números de serie.

La Fiscalía investiga a otras personas cercanas al oficial, que tendrían a su nombre los bienes en los que se realizaron los operativos y que, al parecer, aparecen como representantes legales de la empresa ocupada.

Los enredados en el proceso enfrentan cargos por fabricación, tráfico y porte ilegal de armas.

Sin embargo, este martes en la noche, en la Unidad de Reacción Inmediata de La Granja (noroccidente de Bogotá), durante la audiencia de legalización de captura, la Fiscalía argumentó que se debía investigar a fondo los hechos para realizar la imputación de cargos y una solicitud de medida de aseguramiento, por lo que los implicados quedaron en libertad.

Como había armas de uso privativo de la Fuerza Pública, es un caso que podría dar hasta diez años de prisión a los eventuales responsables.

Por ahora, las autoridades investigan si estas personas tenían contactos en otras ciudades, donde habría armerías ilegales.

El general Patiño salió de la línea de mando en el último revolcón de la cúpula de la Policía. Aunque sigue en servicio, no está asignado a ninguna dependencia y enfrenta la investigación de la Fiscalía por el caso de Diego Felipe Becerra, joven grafitero muerto por un agente de la Policía Metropolitana cuando Patiño era el comandante.

REDACCIÓN JUSTICIA

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.