Academia de ciencias exactas cumple 80 años de vida

Academia de ciencias exactas cumple 80 años de vida

Es la primera institución científica que agrupa a los investigadores más connotados del país.

18 de noviembre 2013 , 06:24 p.m.

La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Accefyn), que reúne a varios de los científicos colombianos más destacados del país, está cumpliendo 80 años de existencia. El 18 de noviembre de 1933, con la promulgación de la Ley 34, fue designada como cuerpo consultivo del Gobierno Nacional en temas de educación y ciencia, aunque se constituyó oficialmente en 1936.

“Queremos mostrarle a la sociedad colombiana que existimos y que cuenta con un cuerpo científico valioso que puede aportarle en temas de medio ambiente, ciencias exactas, tecnología e innovación. Nuestro objetivo es sacarla del anonimato”, afirma el presidente de la Accefyn, el botánico Enrique Forero.

Una de las grandes apuestas de la Academia, precisamente, es contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación básica y media y superior del país, particularmente en la enseñanza de las ciencias. Actualmente, la conforman ocho miembros honorarios, 48 de número y 110 miembros correspondientes.

Y en su objetivo de salir del anonimato, la Academia no solo divulgará en Internet y en redes sociales el trabajo de cada uno de sus casi 200 miembros, sino que visitará diferentes colegios para dar a conocer su labor y el impacto de la ciencia en el desarrollo del país, de manera que los estudiantes conozcan más de cerca el papel de los investigadores.

La Academia es la primera institución científica que se creó a través de una ley y agrupa a los investigadores más connotados. Hay que consolidarla y fortalecer su papel como vocero calificado en el desarrollo científico del país. Nos tienen que tomar en serio en la política de ciencia, tecnología e innovación”, afirma, por su parte, Eduardo Posada, miembro de la Accefyn y actual presidente de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia.

La reconocida química Elena Stashenko, docente de la Universidad Industrial de Santander (UIS), y quien también hace parte de la Academia, considera que esta organización intelectual es clave para el desarrollo científico de Colombia y que su labor puede animar a los jóvenes a estudiar las ciencias básicas.

“Aquí estamos reunidos académicos que hemos hecho una carrera científica consolidada y que podemos aportarle a la sociedad nuestra experiencia para resolver los problemas que la afectan. La academia no puede estar arrinconada, debe contribuir al progreso del país”, afirma, por su parte, la física Ángela Camacho, dedicada actualmente a la ciencia a escalas microscópicas (nanociencia).

Para el paleontólogo Carlos Jaramillo, igualmente miembro de Accefyn, la ciencia es el motor del progreso de un país y la Academia es el primer eslabón en ese propósito. “Los amores se ven en los presupuestos y para ciencia nunca la ha habido. Si Colombia quiere progresar rápido debe invertir en ciencia y la Academia debe ser partícipe para que ello pase”, concluye.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.