No más/ Opinión

No más/ Opinión

15 de noviembre 2013 , 06:31 p.m.

En la campaña hacia la Presidencia y el Congreso, lo único claro es la prolongación de la polarización del país, donde las víctimas son las desprotegidas.

Los guerreristas de micrófono incendian ánimos y cavan tumbas de colombianos pobres con uniforme de soldados, policías y civiles, construyen su campaña politiquera para la Presidencia y el Congreso con base en la ruin polarización.

Continuar la guerra o alcanzar la paz, no puede ser con diatribas o estribillos insultantes, que terminan siendo ofensa infinita para las víctimas, personas olvidadas en su obsesión enfermiza de poder de unos y otros.

En ese escenario de guerra o paz nadie está hablando de generación de una nueva política económica incluyente para ese sesenta por ciento de la población pobre e indigente, carentes de oportunidades y excluida de la atención del Estado, precisamente porque el Estado debe, entre otras cosas, dedicar un alto porcentaje de su presupuesto a la guerra.

La paz es un derecho de todos los ciudadanos, es una obligación de los gobernantes construirla hasta alcanzarla, luchando contra quienes se lucran de la guerra en los dos bandos.

Jairo Gutiérrez Quiroga
Psicopedagogo
jairoguqui@hotmail.com

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.