Un plato / El viaje a Abasto

Un plato / El viaje a Abasto

Abasto, desde hace unos buenos años, está asentado en una sencilla y amable casa en Usaquén.

notitle
13 de noviembre 2013 , 08:16 p.m.

Ojo a este detalle que alivia y que, como he venido insistiendo en este espacio, deberían tener todos los restaurantes que venden pescado. En la carta de Abasto –el restaurante que reseño hoy–, aparece un anuncio que dice así: “El pescado de Abasto viene fresco de Cartagena, de pesca 100 % artesanal, hecha con anzuelo y cordel. Este tipo de pesca apoya las comunidades de pescadores y protege la sobreexplotación de especies marinas”. Buena esa.

Y así es todo en este restaurante, muy en la onda que debe ser y con la que uno, como comensal siglo XXI, debe comulgar:

1. Reconocer y exaltar nuestros productos y volver a sentirnos orgullosos de ellos.

2. Apoyar el trabajo del campesino y su producto orgánico, muy por encima de todo eso que nos quieren meter a la brava las transnacionales: frutas, legumbres, carnes y granos ‘transgénicos’, intervenidos e ‘insaboros’.

3. Creer en una comida sencilla, casera, sin descrestes, ni fusiones, ni nombres falsos. Platos humeantes y sabrosos. Sin más.

Y de eso va el cuento de Abasto, desde hace unos buenos años, asentado en una sencilla y amable casa en Usaquén.
Como primera medida, tiene un mercadito local lleno de frutas, legumbres y granos, todo de buena calidad.

Como segunda medida, tiene unos desayunos del carajo: con amasijos y arepas y chorizos y cafés colombianos, como nos gusta. El tema es que un domingo es sencillamente insoportable la chichonera.

Y como tercera medida, su cocina es clara y gustosa. Vamos pues a los recomendados.

En las entradas: las empanadas de queso y mole (cuatro a $ 10.000) y el antipasto de vegetales asados y quesos de cabra y vaca ($ 13.900).

En los fuertes: el sándwich de milanesa de ternera, con aguacate, lechuga y tomate ($ 21.900); los contramuslos de pollo al horno, con salvia y reducción de flor de jamaica ($ 22.900); y las albóndigas de cordero con cuscús y yogur con pepino ($ 32.900). Ojo a la hamburguesa, que está muy buena ($ 22.900).

En los postres: tienen una torta de almojábana deliciosa y el flan de coco es campeón.

Pero como no se trata solo de alabar, aquí el jalón de orejas: hay porciones muy pequeñas (como el bife de paleta), y el servicio es lentísimo (he tenido que silbar desde el segundo piso para la atención).

Pero más allá de eso, Abasto es chévere y se come sabroso. Con honestidad y responsabilidad, además. Y yo estoy con eso.

Abasto. Cra. 6 N°. 119B-52. Tel: 215 1286. Bogotá

Para picar

25 años de AsoSandiego

Este mes se cumplen los 25 años de AsoSandiego, que reúne la diversidad de sabores de los restaurantes del Centro Internacional. Por destacar, Lima Cantón Chifa (peruano), Doña Elvira (colombiano) y San Lorenzo (mexicano). Sitios que se caracterizan por la verdad de sus cocinas.

Hamburguesas El Corral

Celebra sus 30 años de historia con el lanzamiento de su nuevo wrap de lechuga que, por supuesto, destaca por sus hojas saludables. Recuerde que puede pedirlo de carne de res o de pollo y acompañarlo con anillos de cebolla. www.elcorral.com.

MAURICIO SILVA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.