'Cuando acabo de trabajar es como si saltara a un cubo de basura'

'Cuando acabo de trabajar es como si saltara a un cubo de basura'

La ganadora del Óscar a mejor actriz protagonista, puede pasar del glamur al desastre en segundos.

notitle
13 de noviembre 2013 , 04:57 p. m.

Jennifer Lawrence es una chica de 23 años a la que le encanta la comodidad y de la que se ríen sus amigos porque, en cuanto acaba de trabajar, no deja un solo rastro de glamur en su cuerpo. Así lo afirmó en una entrevista realizada en Madrid, en donde promociona su última película, 'Los juegos del hambre: en llamas'.

La broma, explica la actriz, viene de sus conocidos, que le toman el pelo cuando ven el cambio que tiene cuando deja atrás las cámaras. "Mis amigos me dicen que, en cuanto acabo de trabajar, es como si saltase a un cubo de basura, porque termino, me meto en mi habitación, me saco toda la ropa, me lavo la cara para quitarme el maquillaje, me despeino y el resultado es como si me metiera en un contenedor o me tirase encima un cubo de basura".

Con un vestido elástico de dos piezas de Alexander McQueen en azul ‘klein’ y unos ‘stilettos’ de vértigo en blanco y negro, la actriz lucía además unas larguísimas pestañas (ocurrencia de su maquilladora, Ve Neill, ganadora tres veces del Óscar al mejor maquillaje). Estaba reluciente, como de recién levantada. Nada más lejos de la verdad, porque la actriz, que a veces contenía un bostezo, lleva una semana recorriendo Europa con la promoción de la película, ha estado en Alemania y después irá a Francia e Italia, antes de regresar a casa.

Tras su introducción en Hollywood con su impresionante interpretación de la joven Ree en ‘Winter's Bone’ (Lazos de sangre), en el 2010, una adolescente capaz de cualquier cosa por sacar adelante a su familia, consiguió el Óscar en su segundo intento, con una desequilibrada que enamora (y se enamora) del todavía más desequilibrado Bradley Cooper en ‘Silver Linings Playbook’ (Los juegos del destino). Para entonces ya había sido aclamada como ‘musa’ del cine independiente, tras su participación en ‘Mi otro yo’ y poco después en 'X-Men: primera generación', donde tiene pendiente su precuela, ‘X-Men: Días del Futuro Pasado’, y aún le esperan entre 2014 y 2015 siete largometrajes y el estreno de ‘American Hustle’, de nuevo con Cooper.

"Me encantaría trabajar con Alejandro González Iñárritu o con Woody Allen, pero mis planes para el futuro son muy distintos: sueño con relajarme y conseguir una casa, y tener tiempo para hacer de esa casa un hogar y estar con mis amigos y mi familia, y poder ser realmente una chica de 23 años", advierte.

En ese momento, la actriz decide bajarse de sus finísimos tacones y calzarse unas cómodas zapatillas de felpa de color rosa. Aunque sigue sentada y atenta a las preguntas, está claro: empieza la transformación.

ALICIA G.ARRIBAS
EFE

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.