Fantasma de 'guerra verde' en Boyacá preocupa a las autoridades

Fantasma de 'guerra verde' en Boyacá preocupa a las autoridades

Luego del atentado contra 'Pedro Orejas', la zona fue militarizada y se impuso la ley seca.

notitle
12 de noviembre 2013 , 12:25 a. m.

Tres días después del atentado contra el empresario esmeraldero Pedro Nel Rincón, conocido como ‘Pedro Orejas’, no hay una hipótesis clara sobre los móviles y autores intelectuales de ese hecho.

Sin embargo, las autoridades y testigos del hecho coinciden en afirmar que quien habría lanzado la granada, un ciudadano de Roldanillo (Valle), habría fallecido en la reacción del esquema de seguridad de Rincón. (Lea también: Atentado a 'Pedro Orejas' revive el fantasma de la 'guerra verde').

Para la Iglesia católica, no solo el ataque del que fue víctima ‘Pedro Orejas’, y que dejó a cuatro personas muertas y diez heridas en Pauna, es motivo de preocupación, sino una serie de hechos que han alterado el orden público en el occidente de Boyacá. Por lo cual, monseñor Luis Felipe Sánchez, obispo de Chiquinquirá, hizo un llamado a los empresarios de las esmeraldas para que se sienten en la mesa de diálogo y hablen con “sinceridad” sobre su compromiso con el proceso de paz, que ya completó 23 años.

El religioso calificó como preocupante la situación que se registra desde hace meses en esa región –en menos de un año, ha habido 25 atentados y asesinatos relacionados con el mundo de las esmeraldas– y le pidió al Gobierno Nacional que vuelva sus ojos hacia esta zona.

“Hacía cuatro años y dos meses que no se registraba un homicidio en Pauna y, a raíz de la situación desastrosa del fin de semana, hay zozobra”, manifestó el alcalde de Pauna, Ómar Casallas, quien además indicó que tras el hecho fue necesario cancelar el Festival del Campesino Paunense y que para la próxima semana se tiene programada una marcha pacífica y una sesión extraordinaria de la Corporación Boyacá se Atreve por la Paz.

La Fuerza Pública respondió este domingo al hecho militarizando gran parte de los municipios de la región, especialmente Pauna –a cuatro horas de Tunja–, Quípama, Muzo y Maripí. En toda la zona fueron desplegados 250 soldados y personal de la Policía. El Alcalde anunció que en la localidad se adoptaron medidas como ley seca, prohibición del transporte de parrilleros y restricción del porte de armas, que rige allí desde junio y que se extiende hasta el 31 de diciembre.

“Que no vaya a pensar nadie que las circunstancias institucionales de nuestro Estado y de nuestras fuerzas son las mismas de hace 20 años (...) No será el occidente de Boyacá nuevamente la zona donde se imponga la ley del más fuerte”, dijo el gobernador Juan Carlos Granados, quien anunció mayor y permanente presencia de Policía y Ejército.

En declaraciones a Caracol Noticias, ‘Orejas’ hizo señalamientos. “La familia Molina fue la que creo rompió el pacto de paz, porque Edwin Molina dijo que no quería saber nada más de nosotros (...). Dice que son esmeralderos, pero no sé, porque se la pasan con narcotraficantes también haciendo cosas”. Mencionó, además, a otras dos familias: Murcia y Cañón.

Pepe Molina, tío de Edwin Molina y dirigente esmeraldero, dijo que el atentado no obedece a asuntos del occidente de Boyacá, sino a rencillas y diferencias externas. “Nadie de aquí cometería un acto como el ocurrido porque todos sabemos la importancia de mantener la paz”.

‘Vamos a garantizar la seguridad’: Palomino

El director de la Policía Nacional, general Rodolfo Palomino, dijo que reforzó con un centenar de uniformados la seguridad en Boyacá y, principalmente, en el municipio de Pauna.

El oficial reveló, además, que entre las cuatro víctimas que dejó el ataque con granada hay un hombre que perdió la vida con impactos de bala, y que podría ser quien lanzó el artefacto explosivo. Palomino no ocultó su preocupación por el hecho de violencia presentado el sábado. “No queremos más víctimas, hemos reforzado los controles a través de los puestos de control móviles, nos preocupa que nos vayan a matar a los esmeralderos y vamos a garantizar la seguridad a todos los ciudadanos”, dijo. En el último año se han presentado 25 asesinatos de personas relacionadas con las esmeraldas, en Bogotá y Boyacá.

REDACCIÓN JUSTICIA

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.