Clase media seduce a las marcas extranjeras

Clase media seduce a las marcas extranjeras

Su creciente poder adquisitivo y el dinamismo económico explican la llegada de reputadas firmas.

notitle
10 de noviembre 2013 , 08:35 p.m.

Una oleada de marcas extranjeras llega a Colombia por estos días con la intención de ampliar mercados. Nada más el tan esperado arribo de Starbucks representa el dinamismo que tiene el comercio para acoger establecimientos que muchos colombianos sabían que existían y que, incluso, no creían que pudieran estar en el país.

Ropa, calzado, accesorios y comidas son algunas de las actividades que han recibido actores de otros países en centros comerciales y zonas reconocidas de tiendas.

Una población interesante, bien distribuida geográficamente, con un poder adquisitivo en ascenso, y dispuesta a comprar y a estar ‘in’ podría resumir el atractivo. A la mayoría de los empresarios que anuncian la llegada a Colombia de esas marcas, y que señalan las condiciones políticas y económicas de estabilidad, se añaden las empresas que deciden poner sus marcas en el mercado.

En estos procesos para implantar marcas, que pueden tardar años, aparece la iniciativa de colombianos en traer estos productos, las figuras de las franquicias, los aliados estratégicos y la decisión de montar oficina directa de operaciones, entre otras opciones.

El empresario colombiano Mauricio Colmenares acaba de traer a Colombia la marca Taco Inn, una cadena de comida mexicana y el primer punto lo acaba de abrir en el centro comercial Salitre Plaza de Bogotá. Por el modelo de franquicias, tiene 140 puntos en seis países.

“Nos encontramos en el momento oportuno, porque ellos querían entrar y yo me voy a dedicar al negocio con los derechos de todo Colombia en calidad de franquicia máster”, explica. La meta es abrir primero en centros comerciales y después montar restaurantes en la calle.

Colmenares dice que los dueños de la marca “ven a Colombia muy bien económicamente, se han dado cuenta de que está creciendo mucho y es líder de la región. En comidas rápidas encontraron que falta que lleguen muchas marcas grandes y que era mejor adelantarse”.

También en alimentos y bebidas el grupo Alsea, de México, ha sido protagonista en la introducción de nuevas marcas. Además de manejar Domino’s y Burger King, acaba de anunciar la llegada de Starbucks en alianza con la local Nutresa, y este año montó el primer restaurante P.F. Chang’s en Bogotá. Hoy, este último es, por encima de Argentina, el primero en ventas entre los 14 puntos que tiene en la región; el local, que no cumple un año en Bogotá, recibe unos 4.000 visitantes cada semana.

Rodrigo Riveroll, representante de Alsea en Colombia, indica que desde que esa compañía decidió expandir su negocio de franquicias por más países de la región, pensó en Colombia como una de sus principales opciones para desarrollar sus marcas.

Esa decisión, según explica el directivo, surge “gracias al crecimiento acelerado de la economía local y al alto potencial de expansión que existe en capitales de departamentos y que se han convertido en un mercado importante para nuestras operaciones”.

Más comida italiana
Reconocido restaurante llegó a Bogotá

Sbarro, de Estados Unidos, fuerte en comida italiana, abrió recientemente en el Centro Comercial Santafé, en Bogotá. La meta a 10 años es montar 27 sucursales en todo el país, con las perspectivas favorables de crecimiento.

La empresa llega de la mano de la firma Taco Holding, que cuenta con marcas exitosas como Arrachera House, KrispyKreme, Sixties Burger, NeveGelato, Café Diletto y Pan y Cielo.

Atletismo, un filón de ventas

Hasta el auge de las carreras atléticas y prácticas deportivas ha motivado la llegada de marcas. Es el caso de Salomon, la firma francesa de ropa deportiva; hace unas semanas abrió en la capital Running Balboa, especializada para atletas profesionales y aficionados.

Colombia ofrece uno de los mercados más prometedores para este deporte. Se dice que en promedio cada mes se corren 15 carreras en el país, ocupando Bogotá el primer lugar.

“Colombia, por su gran potencial de negocios, especialmente en el nicho de corredores, que ha venido creciendo en forma exponencial en los últimos años, y la poca oferta especializada, es un gran aliado para iniciar este proceso en otros países, como Costa Rica, Ecuador, México, Venezuela y Perú”, asegura Ari Svartsnaider, gerente de operaciones.

Joyas, desde Madrid

Uno de 50 es una empresa que elabora piezas únicas de joyería con un proceso artesanal en sus talleres de Madrid. Abrió una tienda en el norte de Bogotá. Diego García, director general, basaba la llegada a Colombia en que “es un país que está creciendo más rápido en el contexto internacional”.

CONSTANZA GÓMEZ G.
Redacción de Economía y Negocios

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.