Audiovisual recrea la vida de Blas de Lezo: el 'Mediohombre'

Audiovisual recrea la vida de Blas de Lezo: el 'Mediohombre'

La exhibición en Madrid (España) recupera la memoria del olvidado héroe español.

notitle
10 de noviembre 2013 , 06:11 p.m.

América Latina no habla inglés gracias a Blas de Lezo, el comandante que venció a la potente armada británica, que atacó a Cartagena en 1741. Ahora, una exhibición del Museo Naval de Madrid (España) ahonda en su vida.

En ‘Blas de Lezo: el valor de mediohombre’, se pueden apreciar una bala de cañón de la época, una sierra con la que amputaban los miembros y un rudimentario artilugio con el que se extraían las balas del cuerpo.

Se dice que en 1732 un guardacostas español confiscó un buque y, al parecer, cortó la oreja de su capitán, el inglés Robert Jenkins. No se supo si la había perdido de ese modo o en una reyerta en un bar de Jamaica, pero lo cierto es que Jenkins la guardó durante años, hasta que la llevó al parlamento inglés para pedir venganza.

No fue realmente por la oreja de Jenkins, por supuesto, por lo que Inglaterra luchó contra España. Lo que pretendía era romper el monopolio en el comercio atlántico. Para ello envió al vicealmirante Vernon a Portobelo (Panamá), donde triunfó un día. La celebración en Inglaterra fue estrepitosa.

En medio del júbilo llegó Vernon a Bocachica, en marzo de 1741, con más de 23.000 hombres. Se enfrentaban a menos de 3.000 españoles e indios. Unos 20 días después, el inglés ya cantaba victoria. Envió una fragata al Reino Unido con el mensaje de su inminente triunfo.

Inglaterra celebró y acuñó medallas conmemorativas, algunas de ellas en la muestra del Museo Naval. Aparece Blas arrodillado (pese a que tenía una pierna de palo) ante Vernon.

Pero Blas de Lezo les trancó el paso al castillo de San Felipe. Un interesante audiovisual recrea la Cartagena de 1741 y muestra el desarrollo de la batalla. Un trabajo con herramientas digitales, que constituye una de las piezas estrella de la exposición.

Varios españoles que participaron en la batalla recibieron su crédito. Pero se silenció el papel de Anka Motz (su apodo en vasco: pierna de palo). Desavenencias que se habían producido desde antes con el virrey Eslava y el deseo de este de llevarse la gloria le negaron el reconocimiento y lograron que el rey Felipe V lo suspendiera.

“Blas de Lezo murió injustamente defenestrado”, asegura Mariela Beltrán, una de las comisarias de la muestra. Incluso, hoy se desconoce el lugar de su tumba. Algunos estudiosos creen que lo enterraron en la iglesia de la Orden Tercera de la iglesia de San Francisco, mientras otros opinan que fue en la capilla de la Veracruz.

Habrían de transcurrir varios años para que el ‘Mediohombre’ recibiera un mínimo reconocimiento a su hazaña. Sin ella –y la cultura compartida, entre la que destaca el idioma–, España sería hoy un país con mucha menor importancia de la que tiene. Es de esperar que esta exposición saque a flote la hundida trascendencia entre los suyos del valiente ‘Mediohombre’.

Acerca de Blas de Lezo

Nació en 1689 en una familia de la nobleza vasca. A los 13 años ingresó a la Marina Francesa. En 1720 partió hacia Perú con la misión de terminar con los ataques de corsarios y piratas que acechaban las aguas americanas bajo el dominio español. Una década después regresó a España y, tras una honrosa actuación en la recuperación de Orán, se fue a Cartagena, en 1737. Apenas estuvo allí cuatro años, ya que el 7 de septiembre de 1741 murió en La Heroica.

JUANITA SAMPER OSPINA
Corresponsal de EL TIEMPO
Madrid.

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.