Secciones
Síguenos en:
Maduro censura páginas web que informan sobre el precio del dólar

Maduro censura páginas web que informan sobre el precio del dólar

La medida la tomo luego de ordenar la venta de artículos a "precio justo".

notitle
Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
09 de noviembre 2013 , 04:50 p. m.

Ante el malestar generalizado por el saqueo y la fiscalización de las tiendas, el presidente Maduro realizó el sábado en la noche una nueva declaración en de radio y televisión para seguir justificando las medidas tomadas por su gobierno, rechazando de antemano que le llamaran “saqueador” a él o a cualquier sector del pueblo, a propósito de lo ocurrido en la tienda Daka de Valencia. A pesar de todo lo ocurrido, se declaró partidario de la “libertad económica”.

Aprovechó la alocución también para anunciar su decisión de sacar de línea a los websites que informar el precio del dólar paralelo, en su mayoría radicadas fuera de Venezuela. Portales como dolartoday.com, lechugaverde.com o tucadivi.com dejaron de verse en cuestión de segundos. La mayoría marcaba que el precio del dólar paralelo, a la fecha, era de 59,62 bolívares por dólar, un monto que legalmente no debe ser divulgado dentro de Venezuela. El precio oficial es de 6,30 bolívares por dólar.

Filas interminables en Venezuela para comprar "a precios justos"

En su empeño por luchar contra la “guerra económica” que supuestamente azota a su gobierno, el presidente Nicolás Maduro anunció la noche del viernes que el plan de fiscalización de precios comenzó con las principales cadenas de tiendas de electrodomésticos del país. En ello anunció la detención de los gerentes de las tiendas Daka y ordenó a la población a acudir a los establecimientos y comprar “a precio justo” hasta vaciar los anaqueles.

Sus palabras no cayeron en saco roto y de inmediato cientos de personas se reunieron en las sucursales de las tiendas esperando la ansiada venta. En algunas hicieron listas durante la noche para controlar el acceso, otros prefirieron pernoctar y esperar la apertura de la tienda, pero en la sucursal de Daka, en Valencia, cerca de las 7 de la mañana la situación salió de control y decenas de personas tumbaron las puertas y saquearon el local, cargando con televisores plasma, DVD, equipos de sonido, licuadoras y planchas.

A través de Twitter circularon fotografías en las que, incluso, pueden verse a efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y miembros de la Guardia Nacional llevando uno dos televisores. La tienda quedó desierta.

En Caracas, el amanecer fue de larguísimas filas tanto en Daka como en otras reconocidas tiendas de electrodomésticos como Pablo Electrónica, JVG o Max Center. Cientos de personas esperaban su turno, bajo el sol, para entrar y lograr lo que parecía impensable hace dos días: comprar un televisor de última generación a 2.300 bolívares (365 dólares a precio oficial o 46 dólares al precio actual del dólar paralelo) o una nevera a 19.900 (3158 dólares a según precio oficial o 398 al “dólar negro”).

Muchos mostraron su alegría por el anuncio del presidente Maduro, asegurando que había que ponerle “freno a los especuladores”, tal como dijo a EL TIEMPO la señora Elena, quien ayer al mediodía aún estaba en la fila que comenzó a las 10 de la noche anterior. “Yo vine hace dos semanas a comprar una nevera grande y estaba en 76.000 bolívares (12.063 dólares oficiales y 1520 a dólar paralelo), le pedí a mis hijos y saqué mis ahorros y junté la plata. Vine a las dos semanas con el dinero y la habían puesto en 200.000 bolívares, así que me parece muy bien que los hayan amonestado”. Otros, menos entusiastas, solo estaban allí para aprovechar la ganga.

Pero, al menos en esa tienda, al mediodía, los que lograban entrar salían con bienes pequeños como una licuadora, una plancha, a lo sumo un equipo de sonido. A pesar de los “precios justos”, a los venezolanos les cuesta comprarse una cocina o una nevera. Pero el “apoyo moral” del chavismo siempre está presente, y llegó un camión de muchachos con franelas rojas de “Frente Francisco de Miranda” con imágenes del presidente Chávez con el puño en alto.

Sin embargo, la ofensiva oficial contra la especulación tiene mucho de propaganda y poco de debido proceso judicial. El gobierno ha desplegado a sus instituciones relacionadas con el comercio, las cuales acuden a hacer fiscalizaciones exprés y, en cuestión de horas, deciden cual debe ser el “precio justo”; luego controlan la venta de todos los bienes de la tienda. Ante la avalancha de personas comienzan a tomar medidas como solicitar apoyo militar para evitar saqueos o la política de “solo un artículo por persona”.

VALENTINA LARES MARTIZ
Corresponsal de EL TIEMPO
Caracas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.