Club juvenil en lucha contra tuberculosis en la ladera de Cali

Club juvenil en lucha contra tuberculosis en la ladera de Cali

Veinte estudiantes integran el Club Anzoateguino PTB, un esfuerzo por combatir esta enfermedad.

09 de noviembre 2013 , 04:23 p. m.

Saber que por las calles empinadas de la comuna 20 se pasea la bacteria causante de la tuberculosis y que muchos de sus vecinos, incluso, desconocen que podrían ser portadores de este mal que cobra miles de vidas en el mundo, impactó tanto a los muchachos de la sede 'General Anzoategui' del colegio Eustaquio Palacios, que decidieron no quedarse de brazos cruzados.

Por eso, se le midieron a participar en el Proyecto Fondo Mundial para fortalecer la estrategia ‘Alto a la Tuberculosis’, en 46 municipios prioritarios del Litoral Pacífico Colombiano, y terminaron convertidos en un club juvenil que a cambio de actividades lúdicas o recreativas se enfoca en la salud.

“Quisimos hacer un aporte a nuestra comunidad y salieron muchas inquietudes sobre cómo llevarle información para que sepan qué es y que se pueda prevenir”, dice Víctor Alexander Rivera, uno de los 20 estudiantes que hacen parte de esta ‘Liga’ empeñada en ayudar a sus vecinos.

El proyecto los llevó al Concurso Músico Pictórico de la comuna 20, en el que su propuesta de convertirse en replicadores de información sobre la enfermedad y el uso de las herramientas tecnológicas para este fin, les permitió ocupar el segundo lugar. Pero ellos, no se quedaron allí y 20 chicos entre 13 y 17 años de noveno grado decidieron conformar el grupo juvenil para empoderarse de la salud.

Con el apoyo de sus docentes de ciencias naturales, literatura y sistemas dedicaron su tiempo libre a conocer todo sobre la tuberculosis, a preparar material y a entrenarse para compartirlo, de la mano de la secretaría de Salud y el Fondo Financiero de Desarrollo de Proyectos (Fonade). De ahí, nació el Grupo Juvenil Anzoateguino PTB, que ahora se alista para tocar las puertas en los barrios en la ladera sur de la ciudad para sensibilizar a los habitantes sobre una enfermedad que no respeta estrato, pero que tiene cura si hay un tratamiento adecuado.

Erick Castro, docente coordinador de la iniciativa, siente el orgullo de que chicos que podrían pensar en otros temas hagan una apuesta por la salud de sus vecinos.

“Es muy satisfactorio ver a los muchachos con un plan de acción para abordar inicialmente a sus compañeros y compartir información sobre la enfermedad”, dice el docente, quien precisa que la idea es crear semilleros de multiplicadores sobre la prevención de tuberculosis en las 11 sedes de la institución educativa Eustaquio Palacios. De hecho ya hay chicos de otros grados que se animaron a vincularse al club Juvenil.

“Podemos brindar un poyo, una guía y sabemos que la mayor amenaza en el tema de salud es el desconocimiento. Encontramos que la mayoría de veces la gente ha escuchado algo sobre tuberculosis, pero no sabe ni cómo identificar los síntomas. Esto me tiene contenta porque puedo brindar un apoyo a mi comunidad”, dice María del Mar García, coordinadora suplente del Club Juvenil.

A estos líderes de la salud no les tiembla la voz al referir cada uno de los datos que deben tenerse en cuenta para cerrarle el paso al mal de la tuberculosis. “Los hemos preparado en protocolo, en cómo acercarse a la comunidad y que su información sea recibida con agrado”, dice la profesora de castellano, Martha Perlaza, quien pone en escena las clases de Janeth Sevillano, para quien la labor de esos niños es una muestra del compromiso de la comunidad estudiantil en temas de ciudad.

Pedro Wilmer Arcila, coordinador de la sede educativa Anzoategui, dice que ha sido fundamental el apoyo de los padres y se espera que sea igual la receptividad de la comunidad en este esfuerzo de estos dispuestos a apoyar a su gente.

“Nos preocupa que la comuna 20 sea una de las más afectadas, los casos son altos y esperamos que con la réplica de esta información podamos atacar la tuberculosis. Esperamos que se puedan salvar muchas vidas”, concluye Víctor Alexánder, quien dice que para él y sus compañeros la meta es consolidar este trabajo juvenil al 2015.

Un mal que no cede

El Club Juvenil Anzoateguino TPB hace parte de la apuesta de la secretaría de Salud por vincular a los diferentes sectores en la prevención de enfermedades.

En el caso de la comuna 20, donde se presenta un comportamiento muy parecido al de Buenaventura en cuanto a la presencia de la tuberculosis, la acción de los escolares es una fortaleza para romper la cadena de una enfermedad que no cede, dice Maribel Murillo, del Programa de Tuberculosis de la secretaría de Salud de Cali.

“Una de las cosas más valiosas es que estos chicos se tomaron a pecho el tema y esto permitirá que haya un efecto positivo en el tema de prevención”, dice la funcionaria.

En Cali, entre enero y septiembre el Sistema de Vigilancia en Salud Pública reportó 713 casos notificados, entre casos nuevos y recaídas hasta septiembre. De estos, 152 corresponden a casos de otros municipios.

En general Cali presenta casos de tuberculosis todas las formas y pulmonar bacilífera en todas las comunas. En las comunas 20, 13, 8, 9, 6, 3, 12 y 10, se concentran el 52 por ciento de de los casos de tuberculosis.

REDACCIÓN CALI

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.