Con prisa y sin pausa

Con prisa y sin pausa

notitle
08 de noviembre 2013 , 06:54 p.m.

Con el acuerdo sobre participación política, la mesa de La Habana responde al creciente clamor de avanzar con prisa y sin pausa.

La más reciente petición fue hecha, tanto al proceso con las Farc como al que está por empezar con el Eln, por parte del encuentro de las Comisiones Ciudadanas por la Reconciliación y el foro Horizontes para la Paz, convocados en Arauca por organizaciones sociales, eclesiales y petroleras. Al foro, inexplicablemente, las autoridades locales y nacionales invitadas no llegaron.

El llamado viene de quienes han padecido las guerras de las Farc y el Eln entre sí y contra el Estado, las de los ‘paras’ y las ‘bacrim’, así como los abusos de la Fuerza Pública. Gentes de Tame, Saravena, Fortul, Arauquita, Puerto Rondón y Cravo Norte marcharon con delegaciones de la capital llanera para mostrar la necesidad de salir de lo que llamaron “el hueco de la violencia”. Por eso repitieron sin cesar: “Arauca sueña, cree, anhela, busca, construye, trabaja, aplica y vive la paz”.

Convocantes y participantes compartieron procesos cruciales que ayudan a crear condiciones de paz en la región fronteriza. La iglesia menonita mostró la necesidad de una reconciliación no como perdón y olvido, sino como la posibilidad de que las partes en conflicto reconozcan sus responsabilidades y reparen el dolor de las víctimas con justicia y equidad; y reveló avances de las consultas, impulsadas por el programa Puentes para la Paz, con cada sector local –sociedad civil, instituciones públicas y empresas minero- energéticas– sobre cómo entienden la paz, la reconciliación y el desarrollo en el posconflicto.

Las fundaciones petroleras ayudaron a que con esas consultas se iniciara un diálogo intersectorial sobre la manera de transformar los conflictos minero-energéticos en reconciliación y desarrollo regional. En el foro, los empresarios pidieron que se los oiga con respeto y las organizaciones sociales expresaron los reclamos acumulados sobre una explotación petrolera que les deja más daños que soluciones.

El programa Arauquita, Territorio de Paz y Progreso contó cómo los Comités de Convivencia y Conciliación de las Juntas Comunales dirimen conflictos en las comunidades, sustrayéndolas así de la intervención de los grupos armados. Los jesuitas presentaron el proceso adelantado en la frontera colombo-venezolana a través de la Región Apostólica Interprovincial y la Escuela de Paz y Convivencia con el fin de promover sujetos sociales constructores de cultura de paz y de un proyecto de desarrollo regional sustentable, que debe ir de la mano con el posconflicto.

Otros sectores habían hecho antes el mismo llamado a trabajar con prisa y sin pausa: la mayoría de los partidos políticos, el Fiscal, la Comisión de Paz de la Cámara, el Grupo Empresarial Antioqueño y columnistas de opinión de los diversos periódicos. La paz ha congregado la cumbre de mujeres, jornadas y encuentros de universidades, de empresas, de Redepaz, el Congreso Nacional de Reconciliación y el Premio Nacional de Paz, que se entregará el 13 de noviembre.

Además, la mera posibilidad de poner fin al conflicto armado ha empezado a quitar la mordaza que impuso la guerra a las organizaciones sociales. También el acuerdo agrario y la perspectiva de construir una política alternativa a la fracasada “guerra contra las drogas” han devuelto la esperanza a las fronteras de no seguir siendo escenario de guerra y poder resolver sus problemas.

Es indispensable que siga la presión ciudadana para que las guerrillas tengan la lucidez necesaria de valorar el momento actual y no frustrar esa esperanza; y para que el Gobierno apueste por esa Colombia donde se ha concentrado la confrontación armada y que clama por la paz.

Socorro Ramírez

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.