Labradoodle, una raza única 'diseñada' para terapias

Labradoodle, una raza única 'diseñada' para terapias

Este canino de características particulares y que benefician al humano, ya está en Colombia.

notitle
08 de noviembre 2013 , 03:44 p.m.

Se llama Lupe y tiene seis meses. Es una perrita de una raza escasa en Suramérica (oficialmente solo hay en Argentina y en Colombia) y la única en nuestro país. Físicamente es adorable, además de ser increíblemente afectuosa y no es casualidad, esto se debe a que Lupe es una australian labradoodle: ‘labra’ de la raza labrador retriever, ‘doodle’ de poodle, y el tipo australiano es más superior que un labradoodle regular.

“Es una raza que nace (hace más de 30 años) como petición de una pareja: la señora es ciega y el señor es alérgico al pelo de perro”, cuenta Alejandra Villa, dueña del criadero Frank on the Road en Guatavita, Cundinamarca y dueña de Lupe.

“Esta pareja necesitaba que su perro cumpliera con las características de ser una mascota de terapia (que tuviera el temperamento de un perro de servicio para guiar a la mujer ciega) y al mismo tiempo que no generara reacciones alérgicas (alergy friendly)”.

Para crearlo, los fundadores de esta raza, Tegan Park y Rutland Manor, “empezaron a fusionar razas de generaciones jóvenes de los ya mezclados labradoodles con otras razas, buscando hacer correcciones en temperamento, pelaje, estructura y tamaño”, explica el ALCA (Australian Labradoodle Club of America), el club oficial de la raza en el mundo. Razas como la Irish Water Spaniel y el Cocker Spaniel, tanto el inglés como el americano, están en sus venas.

Los australian labradoodles son, como coinciden el ALCA y Villa, perros genéticamente maravillosos, inteligentes, cariñosos, pierden poco pelo o nada, no generan alergias, intuitivos y sumamente sensibles.

Terapias en Colombia

La idea con Lupe es principalmente abrir el espectro en terapias con animales para que aquellas personas que las necesiten (sean de recuperación física o psicológica) y que además sean alérgicas, puedan acceder a tan efectivo tratamiento.

“Lupe es una gran adquisión para seguir ayudando a niños y adultos con problemas motrices y emocionales e invitar a más personas que lo necesiten”, explica Andrés Villa de la Fundación Dar al Prójimo.

ANA ISABEL GÓMEZ
REDACTORA EL TIEMPO

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.