'Me drogaron y me llevaron a casa para robarme' / Reportero ciudadano

'Me drogaron y me llevaron a casa para robarme' / Reportero ciudadano

Otra víctima del 'paseo millonario' narra cómo fue víctima de la delincuencia dentro de un taxi.

notitle
07 de noviembre 2013 , 10:34 p.m.

En la madrugada del pasado domingo 21 de octubre, después de pasar un tiempo agradable con mis amigos, la celebración de mi cumpleaños acabó con una penosa situación.

Hacia las 2:30 a.m., cuando estaba acabando la rumba en Chapinero, un grupo de amigos y yo nos encontrábamos en la calle 63 con 13, a la espera de un taxi que nos llevara de regreso a casa.

Mis amigos abordaron un taxi y yo otro; no vivimos cerca y por ello nos fuimos por separado. Pensé que era momento de descansar, pero hasta ahora comenzaba un paseo al que sin querer fui invitado.

De repente, dos hombres se subieron al taxi en el que me dirigía a mi apartamento, donde vivo solo, en Suba La Fontana. Minutos después empecé a marearme y a sentir ganas de trasbocar… Quisiera poder contar qué ocurrió después de ese instante, pero no recuerdo más. Hoy me pregunto, ¿qué habrá pasado conmigo de 2:30 a.m. a 4:30 a.m.?, hora en la que las cámaras del edificio donde vivo registraron mi entrada.

El lunes en la mañana, un día después del suceso, hacia las 4 a.m., me desperté aturdido en una de las alcobas de mi casa. A mi alrededor veía mis cosas totalmente revolcadas. Se habían llevado cerca de siete millones de pesos, joyas, ropa, cámaras fotográficas y dos computadores.

Llamé de inmediato a la portería, pero estaba en turno un vigilante diferente al del día anterior. Varias horas después, me dirigí a la administración del edificio para pedir que me dejaran ver los videos de seguridad de la madrugada del domingo.

Según el registro de las cámaras, ese 21 de octubre entré al edificio en compañía de dos hombres hacia las 4:30 a.m. Como si nos conociéramos y nada raro estuviera pasando, los tres seguimos hacia mi apartamento.

Transcurridos 45 minutos, a las 5:15 de la mañana, aparece en las cámaras uno de los sospechosos; lleva en las manos una maleta, en la que de seguro cargaba las cosas que acababa de robarme. El hombre abandona el edificio.

A las 5:30 a.m. aparece la segunda persona. Mientras se dirige a la salida, el hombre simula estar borracho. Al portero no se le ocurre requisar a estos sujetos ni sospechar de verlos entrar sin nada en las manos y salir cargados de cosas.

Ahora estoy a la espera de los resultados médicos que aclaren qué sustancia me suministraron aquella madrugada. Hice la denuncia correspondiente ante la Sijin y la Policía de Suba.

Con respecto a la administración del edificio, estoy redactando un derecho de petición para exigir que me entreguen las imágenes de las cámaras de seguridad para aportarlas como prueba a la Fiscalía, ya que en los últimos días la administradora se rehúsa afirmando que el error es mío por emborracharme con malas personas y entrarlas a mi casa.

No me gusta arrepentirme de las cosas. Esta vez me tocó a mí, estuve de malas. Sin embargo, lo cierto es que en Chapinero, y en la ciudad en general, hace falta mayor apoyo de la Policía a los ciudadanos.

Simplemente creo que en Bogotá puede pasarle cualquier cosa a cualquiera; uno sale de la casa pero no sabe si regresa.

A mis amigos y a mí nunca nos había sucedido algo por coger el taxi en la calle. Infortunadamente, esta vez sucedió. No soy la primera víctima de estos casos, pero lamentablemente tampoco seré la última.

JAIME LÓPEZ / REPORTERO CIUDADANO

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.