Su discapacidad no fue obstáculo para triunfar en el mundo laboral

Su discapacidad no fue obstáculo para triunfar en el mundo laboral

La fundación Jabes capacita en diferentes oficios a personas con discapacidad intelectual.

notitle
06 de noviembre 2013 , 08:56 p.m.

El sueño de Juan Carlos, Cristian y Uriel era ingresar al mundo laboral. Una meta que se vuelve aún más difícil de lograr para aquellas personas que se encuentran en situación de discapacidad intelectual, como ellos.

Juan Carlos Mateus, por ejemplo, tuvo que esperar varios años y pasar muchas hojas de vida hasta que logró capacitarse y vincularse laboralmente.

Tiene 44 años de los cuales lleva 7 años trabajando en Schott (una multinacional que produce envases farmacéuticos), en el área de archivo. “Organizo documentos, estoy pendiente del correo interno, reparto los recibos de nómina, saco fotocopias, etc. Nunca me quedo quieto mantengo de un lado para otro”, contó.

Gracias a los ahorros de este (su primer trabajo), pudo viajar a Estados Unidos con su mamá; él la invitó.

Cristian Rivera, de 25 años, también trabaja en la misma empresa, pero a diferencia de Mateus se encuentra haciendo sus prácticas laborales, desde hace 3 meses. “Le estoy pidiendo a Dios que me pueda quedar acá porque me gusta mucho y quiero aprender más”, dijo Rivera.

Rivera es el encargado de poner los tubos en la máquina y de revisar que estén limpios y ordenados. Asegura que no le agradan los trancones de la ciudad, por ello prefiere madrugar (se levanta a las 4 a.m.) y a las 6 de la mañana ya está en la empresa empezando con sus funciones.

Rivera y Mateus tienen déficit cognitivo, pero con su entrega y amor superaron sus barreras. En la empresa señalan que “tienen mucho potencial, aunque no se muevan al ritmo de los demás son altamente productivos”.

El más popular

Uriel Londoño, de 20 años, es uno de los trabajadores más conocidos en Greif (Compañía que produce envases metálicos y plásticos).

Con el paso de los meses ha logrado el cariño de sus compañeros de trabajo. Hace pocos días incluso ganó un concurso de karaoke organizado por la compañía.

Lleva un año trabajando como auxiliar de planta y aunque tiene síndrome de Asperger (autismo) no ha tenido ningún inconveniente para socializar y comunicarse con sus compañeros. “Me ha gustado mucho la planta, los jefes y mis compañeros. Todos están orgullosos de mí”, dijo sonriente Uriel, quien además confesó que con su salario paga el semestre en la fundación (ver recuadro) y ayuda en los gastos del hogar.

Juan Pablo Montes, gerente general de Greif, está contento con el programa y asegura que quiere continuar con el convenio.

“Uriel tiene un compromiso increíble, es muy dedicado y atento. Se le ha llamado la atención, como a todos, pero sigue con la misma alegría y no pierde la actitud”, aseguró Montes y añadió “estas personas no tienen limitante para hacer el trabajo es una cuestión más de manejo y no de capacidad”.

Fundación Jabes Unifee

El ‘hada madrina’ de estos tres hombres, y de 170 personas más, es la Corporación Jabes Unifee (Av. Suba No 90 - 50). Una fundación que, desde hace 12 años, les abrió las puertas a las personas con discapacidad intelectual para capacitarlos, orientarlos y ayudarlos a vincular laboralmente.

Según José Forero, director de la fundación, solo así se logra la verdadera inclusión de estas personas para que sean vistas como pares sociales. “En Jabes no somos asistencialistas (no dan ayudas físicas) porque eso promueve el hacer y pensar por los otros. Lo que buscamos es reconocer a esta población y construir proyectos para favorecer su desarrollo humano, social, cultural y económico para que todos nos integremos a una sociedad”, dijo Forero.

Por ello funcionan como una especie de Universidad en donde fomentan un desarrollo integral en competencias personales, técnicas y laborales. El programa de formación dura dos años y medio y actualmente tienen convenio con más de 20 empresas que le permiten a esta población hacer sus prácticas laborales con posibilidad de vincularse definitivamente a estas.

VANESA CASTRO
REDACCIÓN MI ZONA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.