Campesinos de Las Pavas cantan su historia en vallenatos

Campesinos de Las Pavas cantan su historia en vallenatos

Las canciones narran los desplazamientos que han sufrido y la lucha por recuperar sus tierras.

notitle
06 de noviembre 2013 , 02:50 p.m.

'Les voy a cantar la historia que ha pasado aquí en mi pueblo / Me quemaron la casita que tenía yo en las Pavas/ por culpa de las palmeras yo he quedado a la deriva / por culpa de las palmeras tengo un dolor en el alma'.

La composición de Edwin Torres o el 'Monchi Pavero', uno de los campesinos de Las Pavas que canta, denuncia esa realidad y la de otros 122 campesinos de esta comunidad del sur de Bolívar; suena a lamento de campo, a vallenato de los de antes.

Y la creó - cuenta - mientras cabalgaba sobre 'el piropero', su caballo preferido.

Ahora, su letra y su voz están, junto a otras 13 composiciones, en 'Les voy a cantar la historia', un disco que grabaron varios cantantes tradicionales de Las Pavas, como una forma de resistencia pacífica a los desplazamientos que han sufrido y a la disputa que tienen con una empresa palmicultora por la posesión de la Hacienda del mismo nombre.

Por este trabajo musical, liderado por la Fundación Chasquis de Bogotá y la Asociación Connact, de Suiza, los campesinos de Las Pavas, fueron reconocidos con el premio del Foro Internacional de Derechos Humanos de Lucerna (Suiza), obtuvieron una beca de creación del Ministerio de Cultura y una nominación en los premios Shock en la categoría Mejor Grabación Especial.

Canciones tradicionales grabadas, con dos micrófonos y a capella, por compositores natos como 'Pavero', Etni Torres, Orlando Ospino y Efraín Alvear, que las tenían guardadas.

"Siento que hallé la manera de contarle al mundo lo que hemos vivido los campesinos en el Sur de Bolívar. Yo vivo por la música. Siempre en momentos difíciles me dice algo", asegura Edwin Torres, quien cuenta que lo desplazaron en 2003, luego en 2006 y en 2011 volvió a la Hacienda, donde existe la disputa.

Canciones como ‘Algún día es mañana’, ‘El desplazado’, 'Campesino verdadero', que hablan de los desplazamientos (de los paramilitares y luego por la palma), se mezclan con los sonidos de la vida diaria del campo, de los loros, los gallos y el río. (Escuche las canciones 'El mico desplazado' y 'Campesino de verdad')

Para él, una de las canciones más bonitas del disco es 'Una voz en la montaña'.

"Esa canción es una manera de contrarrestar a quienes han dicho que nosotros no somos de la región ni somos desplazados sino unos impostores, entonces en esta canción les contamos que sí somos de acá", agrega Torres.
Otro de los juglares, Etni Torres, narró en su canción ‘Llegó la hora’, ese 4 de abril de 2011 cuando 122 familias decidieron volver a la finca ubicada en el municipio de Buenos Aires, decididos a recuperar las tierras.

Mientras que a través de la canción ‘Martin Valiente’, cuentan la historia de su segundo desplazamiento en julio de 2009.

'Martín Valiente ahora se encuentra muy triste / porque el 14 de julio la palmera lo desplazó / y ahora se encuentra con el alma destrozada con su matica’e caña que a Martín se le perdió'.

Hecho con ‘crowdfundig’

El proyecto comenzó en 2011 cuando el equipo de Chasquis, que produce contenidos para proyectos sociales, realizaba un documental sobre la situación de los campesinos. Ahí encontraron que varios de ellos tenían canciones escritas y un talento natural para la música, a la que recurrían como forma de contar su realidad.

Decidieron ubicar a los cantantes tradicionales, consiguieron financiación a través de crowdfunding (financiación en masa a través de Internet), que les permitió reunir 9 mil francos suizos (unos 18 millones de pesos); los grabaron en su ambiente natural, y finalmente sacaron mil copias. Muchas de las cuales fueron enviadas a Suiza a quienes aportaron a través de la página Web donde sumaron apoyo.

“Ha sido muy positivo para la comunidad y les ha dado un producto por medio del cual pueden mostrar el proceso que viven sin recurrir al panfleto”, dice Juan Manuel Peña, uno de los realizadores del disco y del documental que está en proceso de edición y se llamará 'Algún día será mañana', como una de las canciones.

Para él, esta era una manera lúdica de acercar a un público apático a lo que padecen los campesinos. “Usualmente hay realidades muy duras que como se cuentan de la misma forma ya nadie las escucha”, agrega.

Ahora, además del disco, se presentará el documental y se prepara una obra de teatro, para continuar el proceso de resistencia de Las Pavas a través del arte.

Cómo se consigue

Se editaron mil copias y la mitad está en poder de los campesinos, que los venden directamente; el resto se consigue en Tango por 25.000 pesos y lo recaudado servirá para terminar el documental, que está en proceso de edición.

CATALINA OQUENDO B.
REDACCIÓN CULTURA Y ENTRETENIMIENTO
@cataoquendo

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.