La reina de corazones calienta a Miami

La reina de corazones calienta a Miami

Más bella que nunca, Carolina Cruz posa para la portada de la revista en su quinto aniversario.

notitle
06 de noviembre 2013 , 12:41 a.m.

Estamos cumpliendo cinco años, y quién mejor que Carolina Cruz para celebrarlos. La caleña nos recibió en su nueva morada, Miami, y nos desnudó bajo el excitante sol de South Beach las emociones que hoy mueven su corazón. Empresaria exitosa, también nos reveló el secreto de su entrega a las marcas que la contratan. Tal vez esa es la clave de su ininterrumpido ascenso.

Tomar la decisión de irse del canal que le dio la oportunidad de darse a conocer y en donde durante años fue una de sus estrellas, para cualquiera sería difícil y un paso casi imposible de dar; pero para ella fue un riesgo tomado sin temores. Ese año sabático que quería darse tuvo que quedar en stand by porque las grandes marcas pusieron toda la confianza en su imagen para tenerla como vocera. No ha parado, ni lo hará. A sus 34 años está mejor que nunca y esto es el reflejo no solo de su disciplina sin obsesiones, sino además de su madurez, tranquilidad contagiosa y su belleza. Esta sesión fotográfica se realizó en South Beach, donde no pasó desapercibida.

Transeúntes que quedaban embelesados con su belleza. Caro tiene el don de enamorar, no solo a Lincoln Palomeque, sino también a un país entero que la sigue a donde quiera que vaya, por eso será por siempre la novia de Colombia.

Intentó vivir en Miami, pero la vemos muy seguido aquí en campañas publicitarias...

Lo máximo que he estado en Miami es como mes y medio. Me ha tocado estar viniendo una o dos veces al mes a cumplir con las marcas de las que soy imagen, a trabajar con mi empresa. Me la he pasado ‘camellando’ todo el tiempo.

¿Cuándo decidió irse para Miami, por qué lo hizo?

Con Lincoln quise irme para Miami a descansar. Ahí fue cuando pedí la licencia de tres meses en el Canal RCN. Pensábamos descansar y retirarme por un tiempo a estudiar inglés, estar como relajada. Allá se nos presentó todo el tema de comprar el apartamento y de invertir, luego a Lincoln le salió trabajo y en mayo empezó a grabar la novela Santa diabla, con Telemundo. Ahí pedí otra licencia para quedarme más tiempo; pero luego lo pensé, lo consulté con la almohada y saqué la conclusión de que ya no quería volver a Colombia a hacer lo mismo, es decir presentar noticias de entretenimiento. Si volvía era por algo con un formato que me permitiera venir a grabar y devolverme.

Se dijo que su salida del Canal RCN no se había dado en buenos términos.

No, yo no tengo nada malo que decir del Canal RCN, porque sería la persona más desagradecida del planeta, y si algo soy, es muy agradecida con todo el mundo, con la gente que me ha apoyado, que ha estado en todos mis procesos de crecimiento profesional. Solo puedo decir cosas divinas del canal. Creo que son momentos, y no estoy peleada con ellos, ni ellos conmigo. Eso fue más una especulación que cualquier otra cosa.

Más se demoró en renunciar que en llamarla la competencia…

A mí me habían llamado del Canal Caracol hace siete años, pero en esa oportunidad les dije que no. En julio de este año me hicieron una invitación a Día a día cuando ya había renunciado al Canal RCN. Posteriormente me llamaron y me propusieron presentar Colombia Next Top Model. Eso me gustó pues era un proyecto por el que no tenía que estar viviendo en Colombia y me encanta porque tiene que ver mucho conmigo, con el modelaje, con las compañías, con lo que he hecho durante todos estos años, y lo que más me llamaba la atención era ir, grabarlo y regresarme a Miami.

¿Y lo de Miss Universo?

Después de que hicimos toda la contratación de Colombia Next Top Model, me dijeron que estaban interesados en que presentara Miss Universo, la velada de elección y coronación, con Catalina Gómez. Me pareció lo máximo y dije que sí. Son los dos únicos proyectos que tengo con Caracol, que es en lo que estamos trabajando ahora. Esa es la única realidad. No hay ningún contrato de exclusividad... porque no demoran en decirlo.

¿Y esto no será el comienzo de algo más sólido con el Canal Caracol?

La verdad, estoy muy contenta. No llegué asustada porque a Juan Esteban Sampedro ya lo conocía desde RCN, siempre ha sido una persona muy generosa conmigo en todos los temas laborales; pero llegué con ansiedad, como primípara, como cuando llega uno por primera vez a la universidad. Estoy muy feliz, se han portado especialmente conmigo. Eso me tiene sorprendida y agradecida, me siento cómoda... y no es que en el Canal RCN no lo hayan hecho en su momento.

¿Por qué está tan prevenida?

Es que han dicho tanto y han especulado tanto que yo digo: ¿de dónde sacan tanto cuento?

¿Nunca hubo un temor de que al renunciar se pudiera presentar un estancamiento?

Todos los días de mi vida le agradezco a Dios por eso. Porque siempre tengo una sensación de las decisiones que tengo que tomar, y en ese momento sentí que tenía que tomarla; que había que cerrar un ciclo en mi vida. No me generó temor. A los que sí les generó susto fue a los que me rodeaban. Me decían: ‘¿Pero estás segura?’. Cuando lo decidí, sabía que esto iba a ser lo mejor para mí, para mi carrera. No quería desconectarme del todo de Colombia porque nunca ha sido mi intención, y este año obviamente no lo he hecho, pero para cerrar el ciclo de la presentación del entretenimiento, digamos que la única opción era renunciar. Muchas veces comenté en el canal que quería hacer algo diferente, y por causas ajenas a mí o por situaciones o

lo que sea, no había espacio para que hiciera algo distinto; entonces saqué fortaleza de donde no la tenía y renuncié. Fue la decisión correcta. Luego empezó a generarse otra alternativa diferente de lo que es Carolina Cruz, y gracias a Dios empezaron a salirme muchas cosas más de las que yo pensé.

¿Esperaba ese ‘boom’ de las campañas tan rápido?

Tan rápido, no. Estaba dispuesta a quedar rascándome el ombligo por un tiempo larguito, pues como gracias a Dios he sido muy organizada con mi plata, con mi empresa, con mis cosas, podía económicamente hacerlo. Una decisión así también la tienes que tomar pensando que económicamente te tienes que desprender de un sueldo quincenal.

Lograr mantenerse como la top por tantos años lo han logrado muy pocas. ¿Cuál es el secreto para ser la reina Midas de las marcas?

No quisiera ponerle ese nombre porque van a decir ‘¿esta es así o más convencida?’. Lo que trato de hacer es entregarme mucho, casarme con una marca. Cuando tienen tantas opciones de mujeres lindas, talentosas, reconocidas, pilas, inteligentes... si te escogen a ti, es por algo. Lo que trato de hacer es devolver toda esa confianza amando ese producto, y creo que por eso se da el resultado. Se ha generado una imagen de lo que verdaderamente soy: muy cercana a la gente, y creo que eso es lo que les gusta a las marcas, que quieren una persona reconocida, pero con la que se identifiquen todos. Digamos que ese es uno de los temas que me han ayudado a que me vaya tan bien durante tantos años. Pero también soy una mujer organizada, camelladora, disciplinada.

La nombraron ‘la novia de los colombianos’. ¿Asume ese papel siempre?

Trato de asumirlo generando y devolviendo con mucho agradecimiento, con mi tiempo, con muchas sonrisas, con mi dedicación y con el cariño a la gente cada vez que pueda. Me sorprende ese cariño y acompañamiento incondicional que me ofrecen siempre. Dejo de estar en el país y vuelvo y hago una firma de autógrafos y uno pensaría que no va a ir mucha gente porque hace tanto tiempo no me ven, y es todo lo contrario, antes va más gente. Querían tenerme cerca. Creo que me gané ese título y lo ejerzo con todo el mundo, tanto en las redes sociales como cuando estoy con ellos en persona. La idea es devolverles con mucho cariño eso que me dan.

¿Cuándo se dio cuenta Carolina Cruz de que su nombre se había convertido en una marca?

Cuando creé mi empresa y la vi crecer con los productos, cuando empecé a trabajar para varias marcas que confiaban en mí como imagen.

Eso debe implicar sacrificios.

He tenido que sacrificar muchas cosas, como tiempo con mi familia, con mi pareja, con mis amigos, tengo que cuidarme más... los sacrificios son muchos. El más grande es aguantarse tanta envidia, tanta maldad, malos comentarios; gente como desubicada que anda por ahí, en especial en las redes sociales.

¿Cómo no dejarse obnubilar con tanto éxito?

Soy de las que nunca se han creído el cuento. Mi familia es mi polo a tierra, nunca me han dejado levantar los pies de donde tienen que estar. Pero desde muy pequeña he sido una persona muy ubicada, y lo que he tenido claro en este medio es que esto es efímero y que se puede acabar en cualquier momento. El éxito en la vida de cualquier persona famosa o no famosa es hacer las cosas bien. Trato de ser buena persona, de no hacerle daño a nadie. Eso viene de la casa. No tiene que ser uno ni el más pobre ni el más millonario; la educación es lo que uno ve y recibe en su casa.

¿Cuándo piensa formar su hogar?

Pues creo que pronto (risas). No mañana, obviamente, ni en un mes, pues por mi trabajo debo cumplir con varios compromisos adquiridos; pero obviamente quiero formar un hogar, y está más cerca que lejos.

¿Cuántos hijos?

Mínimo uno y máximo dos.

¿Cómo se ve como mamá?

Como me derrito con mi sobrina y se me despiertan todos los instintos maternales, creo que voy a ser una buena mamá.

¿Cómo transcurre su vida cuando está en Miami?

Me rasco la panza todo el tiempo (risas). Me levanto para mis clases de inglés, que son de 11 a.m. a 2 p.m., por la tarde voy al gimnasio, leo mucho, voy a la playa, patino, me bronceo. Es un momento de relajación increíble; dedicada a mi pareja y dedicada a ser ama de casa.

Es increíble pensar en Carolina Cruz como ama de casa...

(Risas) Me va superbién con la aspiradora, que es mi mejor amiga (risas). Lavando platos, tendiendo la cama, organizando el apartamento... ¡estoy feliz!, como jugando a las muñecas o como cuando tenía la casita y la cocinita (risas). Además es una delicia ser una NN. Es lo mejor que me ha podido pasar. Es más, cuando aterrizo en Colombia, me toca cambiar el chip en el aeropuerto.

¿Le toca hacer filas en Miami?

Me toca ir a pagar la administración, pagar los recibos, hacer la fila para la lavandería...

En este momento se ve más atlética. ¿Cómo lo logró?

Llevo en este proceso un año, cuando tomé la decisión de hacer un trabajo de ropa interior, por eso empecé con el cuento de cuidarme más, de estar más saludable. Las niñas que hacen ropa interior tienen 20 años, yo tengo 34, y no es que me considere vieja, pero es una diferencia de más de diez años. Donde entreno me enseñaron el tema del circuito. Me funciona mucho más porque necesito quemar grasa más que otra cosa.

Adelanta una campaña en contra del matoneo en las redes.

Me nació la idea porque veo que la tecnología nos ha aportado muchas cosas positivas, pero también nos ha generado muchos problemas. Llevo 14 años de carrera y he escuchado las cosas más divinas, pero también las cosas más horribles. Afortunadamente tengo la madurez de no coger una cuchilla y cortarme las venas. He sabido de casos de suicidio en Estados Unidos. La gente piensa que es que me ‘rayo’ porque soy famosa... ¡No! Lo que pasa es que tengo una amiga en Cali que tiene una hija de 15 años y tienen un problema tenaz porque le están haciendo matoneo, otra niña que le tiene envidia.

¿Cómo se ve en diez años?

Con una familia, disfrutando de esa etapa, con mi empresa muy grande... no sé si todavía trabajando en TV.

¿Se ha imaginado vieja?

No me da miedo, pues uno tiene que envejecer con dignidad. Lo que menos me preocupa son las canas porque para eso hay tintes. Con el paso del tiempo uno va viendo el cambio; por eso trato de gozarme cada momento de la vida.

GLORIA FRANCO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.