La contradicción e incógnita de Zuluaga

La contradicción e incógnita de Zuluaga

notitle
05 de noviembre 2013 , 07:17 p. m.

A primera vista se supondría que Óscar Iván Zuluaga está jugado en cuerpo y alma por la lista al Congreso de su partido y de su jefe, el expresidente Uribe.

Pero a juzgar por los alineamientos de las fuerzas del candidato presidencial uribista en Caldas, se deduce que hay un doble juego o que Zuluaga no alcanza a enfilar a su propia familia para fortalecer su proyecto, dejando en cualquier caso todo el peso de sacar el mayor número de parlamentarios en los hombros del expresidente.

La orden en Pensilvania (Caldas), cuna del candidato uribista, es votar por la reelección de su primo Jaime Alonso Zuluaga al Senado y de Hernán Penagos a la Cámara, ambos del Partido de 'la U', quienes al recibir las apetitosas cuotas burocráticas del ICBF y del Departamento para Prosperidad Social se comprometieron a respaldar la reelección de Juan Manuel Santos.

Pero dejando de lado la visible incoherencia, ante la irresistible tentación de seguir medrando en la burocracia, el doble juego apuntaría a que a partir de marzo los reelegidos parlamentarios del Oriente de Caldas estarían del lado del candidato uribista. Sin embargo, el riesgo es que por encender una vela a dios y otra al diablo se terminen ahogando los candidatos de 'la U' y del Centro Democrático en Caldas. La contradicción es más notoria para los uribistas de departamentos como Santander, dispuestos a jugársela sin ambigüedades, pero sin candidato al Senado en los primeros 20 lugares de la lista.

Incoherencias como esta pueden terminar afectando la percepción y restando bríos a un candidato que hasta ahora es una incógnita. De no despegar en las encuestas, Zuluaga puede terminar afectando las posibilidades de las listas uribistas a la Cámara y al Senado, un riesgo que no es menor habida cuenta de que existía un candidato más taquillero, como Pacho Santos, y que la percepción de la opinión pública es que a este le propinaron un golpe de mano.

Pero sus retos inmediatos no terminan ahí. Si bien a los uribistas y a Zuluaga les ha resultado rentable ondear la bandera del práctico sometimiento de la guerrilla, los colombianos, aunque escépticos, mayoritariamente quieren la paz y saben que es inviable esperar que de una negociación los líderes guerrilleros salgan directo a la cárcel.

Así, en la medida en que el Gobierno y la guerrilla logren presentar unos acuerdos en los puntos uno y dos de la negociación, y esta se adentre en la campaña política como una especie de plebiscito, el candidato presidencial uribista tendrá un ostensible menor margen de maniobra.

Por si ello fuera poco, Zuluaga tiene el reto de no dejarse opacar por Uribe, un candidato que por su propia dimensión tenderá a presidencializar la campaña al Congreso.

Pero la incógnita Zuluaga tiene a su vez como trasfondo el interrogante de la verdadera fuerza que le podrán imprimir los candidatos del Centro Democrático, un movimiento que al proyectar cuatro millones de votos para las elecciones de marzo próximo está haciendo un ejercicio más de gimnasia matemática o modelando una hecatombe.

La dificultad de traducir el prestigio de Uribe en curules parlamentarias lo demuestra el reciente movimiento de la exsenadora antioqueña del Partido Conservador y aspirante a la gobernación de Antioquia Liliana Rendón, quien renunció a su escaño para apoyar la aspiración del expresidente, pero quien al final está moviendo su maquinaria para la elección al Senado del representante conservador Juan Diego Gómez.

Óscar Iván Zuluaga deberá comenzar pronto a despejar todas las incógnitas para evitar que a partir de marzo sea otro, un Enrique Peñalosa, por ejemplo, el próximo ungido de las toldas uribistas.

@johnmario

John Mario González

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.