El yate de las Farc

El yate de las Farc

notitle
05 de noviembre 2013 , 05:05 p. m.

Ah, carambas, pillaron a los comandantes ‘farcos’ bronceándose en un yate. Menos mal que no estaban viringos porque en los yates lo chic, según los franceses, es bañarse en bola.Otra falla: que mientras los ‘farcos’ se bronceaban tomando cerveza ‘Che Guevara’, Humberto de la Calle, Sergio Jaramillo y el general Mora sufrían leyéndose el petitorio que les pasaron las Farc. ¿Qué pidieron? Tiempos en radio y televisión, autos y 18 curules de las 273 existentes. No es mucho; lo malo es que en el Capitolio les pueden robar el celular, el maletín y la gabardina. Para un marxista, las fotos mostraron el odioso clasismo del capitalismo: los comandantes bronceados, como aquel play boy Porfirio Rubirosa, mientras el general Mora, De la Calle y Jaramillo lucen una penosa palidez.

Tienen morbo los yates. Veamos: a Lady Di, con un yate, la enamoró su amante Dodi Al-Fayed. El italiano Stefano Casiraghi sedujo a Carolina de Mónaco paseándola en su yate por el Mediterráneo. El multimillonario Aristóteles Onassis coleccionaba mansiones y aviones pero su juguete amado era el yate, el Christina, donde recibía a Winston Churchill (el consejero de Juan Manuel Santos), a Pablo Picasso, a Visconti y a la duquesa Cayetana de Alba. Y con ese yate, Onassis enamoró a Jacqueline Kennedy y con ella se quedó, así los refinados Kennedy la llamaran “buscona de fortunas”.

Hay gran debilidad femenina por los yates. Yo rechazo broncearme; mi calva y mis mejillas ya no aguantan ese maltrato. Y montar en yate lo detesto. Lo mío es piscina a la sombra, con lectura, iPod y cerveza, que no dan sustos ni mareos.

Los jefes ‘farcos’ defienden su paseo en yate por grato y deportivo. Lo feo es que no hubieran conseguido otro para que se broncearan Jaramillo, De la Calle & cía., que, repito, están algo palidongos.

Otra petición harán las Farc: que el yate presidencial en Cartagena puedan utilizarlo ellas. Se les daría, pero si suspenden los sabotajes y secuestros. En las elecciones hasta podrían ofrecer “yates gratis para todos”. En Tumaco no piden yates, solo piden que no les maten a sus policías, ni dinamiten el oleoducto, ni las plantas de luz, ni el acueducto. Pilas, en Cartagena hoy las candidatas a reinas tienen paseo en yate, pero cubiertas con su colorido biquini. ¡Bravo! Las veremos.

 Poncho Rentería

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.