Editorial: 45 años de la Barraquer

Editorial: 45 años de la Barraquer

03 de noviembre 2013 , 06:52 p. m.

En 1968, cuando Bogotá llegaba hasta la calle 100, un catalán visionario levanto allí, contra todo pronóstico, una clínica dedicada a la salud de los ojos. El oftalmólogo José Ignacio Barraquer Moner se empecinaba en situar una exótica entidad de salud, apoyado en el crecimiento paulatino que tendría la ciudad hacia el norte. Pero fue, precisamente, la Clínica Barraquer la que determinó el progresivo desarrollo de la zona, gracias a la dinámica que trajo, al convertirse tempranamente en una entidad de referencia para la oftalmología nacional y mundial.

La creación de más de veinte técnicas quirúrgicas originales, el desarrollo de instrumental y de múltiples métodos auxiliares de precisión, además de generar cerca de 300 artículos de investigación, consolidan hoy a la clínica como el más avanzado centro de innovación en salud visual de la región.

Más de dos millones de consultas y de 150.000 cirugías realizadas a pacientes colombianos y de todos los continentes, y el aporte a los procesos docentes y de investigación, refrendados con sinnúmero de reconocimientos de carácter científico, valoran, sin atenuantes, la obligatoria exaltación que la comunidad científica y el país entero le rinden por estos días, en los que se conmemoran 45 años de su fundación, tiempo suficiente para convertirla en la cuna de la cirugía refractiva. De hecho, en la década de los 70, tres de cada cuatro pacientes que eran sometidos a manejo quirúrgico para corregir defectos de visión propios de la córnea, como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo, dan fe de la significancia que en este campo ha tenido la Barraquer.

Lamentablemente, una norma, si bien necesaria, respecto al trasplante de órganos ha afectado también los de tejidos como las córneas, que hoy escasean, a causa de la interpretación legal.

Sin embargo, tranquiliza saber que, de la mano de los herederos, como Carmen Barraquer, serán muchos los aniversarios por cumplir. Y son ellos, precisamente, y el incontable número de pacientes en lista de espera para cirugía los que verían con buenos ojos un cambio en la norma como un buen regalo de cumpleaños, que sería en beneficio general.

editorial@eltiempo.com.co

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.