Foro del lector

Foro del lector

02 de noviembre 2013 , 07:11 p.m.

Preocupaciones de los jóvenes

Señor Director:

Es muy inquietante la situación de nuestra juventud. Como maestro, cada día vivo preocupado por la falta de proyectos de vida de los muchachos. Pareciera a veces que nada les importa, pero cuando uno conversa con ellos se da cuenta de que sí tienen proyectos, pero, a su vez, tienen muchas angustias, no solo por la situación económica en que viven, sino por la necesidad de tener que abandonar los estudios para ayudar a sostener a sus familias, lo que aumenta la preocupación de uno como docente, ya que son cosas que se salen de las manos de la escuela. Es una situación que debe abordarse urgentemente, ya que la deserción es alarmante. Otra angustia que manifiestan los muchachos son los ambientes de inseguridad en sus barrios, el consumo de droga y el aumento del microtráfico, cuestiones de las que se quejan porque, según ellos, no se hace nada desde los gobiernos municipales.

Henry Sarabia Angarita
Profesor Facatativá

Petro y las reglas de juego

Señor Director:

Si algo han demostrado las negociaciones de paz es que el pretexto social para ejercer violencia perdió su fundamento, ante el generoso ofrecimiento de plenas garantías a los grupos armados para que defiendan su ideología en la arena democrática. Los ejemplos de guerrilleros desmovilizados que han servido al pueblo, y el del mismo alcalde Petro, cuyas denuncias han tenido impactos políticos y jurídicos, inimaginables por la vía subversiva, contradicen sus advertencias. Así como la sociedad y la democracia lo han honrado reconociendo sus aciertos, debe aceptar la expiación de sus errores bajo las mismas reglas de juego. Lo contrario sería suicida.

Carlos H. Quintero

Cambiar la bandera

Señor Director:

Desde hace 100 años se ha necesitado cambiar el escudo nacional, comenzando por quitar el canal de Panamá, pero siento que ahora también es necesario cambiar nuestra bandera, que quedaría así: el color amarillo, 30 por ciento, porque nuestras riquezas cada día son menores, además de que no nos pertenecen, ya que casi todas están en propiedad de compañías extranjeras.

El color azul, 10 por ciento, pues nuestros ríos de azul ya muy poco tienen por tanta contaminación; nuestros páramos cada día están disminuyendo y con la pérdida de miles de kilómetros frente a Nicaragua y las que nos puede llegar a quitar, según sus ambiciones, vamos a tener mar únicamente en el Pacífico.

El color rojo 60, por ciento, porque es mucha la sangre que ha corrido por una guerra fratricida, inhumana, boba, violenta, donde el odio combinado con la corrupción, la ambición y la falta de valores han hecho que mucha sangre, principalmente inocente, haya manchado en este porcentaje a nuestro país.

Y Dios quiera que algún día podamos adicionarle una franja blanca como símbolo de la paz que tanto necesitamos y ansiamos tener.

Hernán Garcés Vargas
Bogotá

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.