La Roma sin límites que imaginó Trajano

La Roma sin límites que imaginó Trajano

Santiago Posteguillo presenta 'Circo máximo', la segunda parte de su trilogía sobre el emperador.

notitle
02 de noviembre 2013 , 04:45 p.m.

La obsesión por la veracidad de los datos llevó hasta las entrañas de Rumania al español Santiago Posteguillo en su proceso de investigación para Circo máximo (la ira de Trajano), la segunda novela histórica de su trilogía sobre el emperador romano Trajano.

Extraviado en carreteras secundarias, el escritor llegó a la pequeña población donde se encuentra la iglesia más antigua de ese país centroeuropeo, cuyas columnas interiores están hechas con las piedras funerarias de la necrópolis que Trajano hizo para sus legionarios y oficiales. Y en ese lugar perdido halló la piedra de uno de los personajes claves de su novela. “Para mí fue muy emotivo verla y comprobar que en efecto ese personaje existió”, le comentó el autor a este diario desde Valencia.

Esta nueva entrega será presentada en Bogotá por el propio Posteguillo, este martes a las 7 p. m., en el Gimnasio Moderno. En España ya va por su quinta edición, lo que la convierte en un best seller. Unida a la primera parte (Los asesinos del emperador), suma 11 ediciones y más de 200.000 ejemplares vendidos.

¿Con qué se encontrará el lector esta vez?

Tenemos los primeros siete años del gobierno de Trajano (101-108 d. C.), cuando conquista la Dacia, que se corresponde con la actual Rumania, lo que cambiará la faz del planeta. Además, están la construcción del puente más largo del mundo y las carreras de cuadrigas, entre muchas cosas.

¿Qué significó la conquista de la Dacia?

Era un reino muy bien estructurado, al norte del Danubio. Augusto, el primero de los emperadores, decidió que no se podían cruzar ni el Rin ni el Danubio, porque ya se habían perdido tres legiones en el Rin. Entonces, ningún emperador se había atrevido a lanzar legiones más allá de esos ríos. Sin embargo, Trajano lo consigue y, a partir de ahí, cambia la actitud defensiva del imperio. Para Trajano, el crecimiento de Roma no tendría límites.

¿Cómo eran las famosas carreras de cuadrigas?

Técnicamente, las carreras de cuadrigas serían hoy como la Fórmula 1, porque se parecen en la estrategia. Sin embargo, en el asunto de la popularidad la comparación sería con el fútbol: eran la actividad que movía más dinero en apuestas en la antigua Roma, en el gran estadio del Circo Máximo, de 250.000 espectadores, y eran incluso más populares que la lucha de gladiadores.

¿Qué Roma soñaba Trajano?

La que quiero relatar en la tercera parte de la trilogía. Era una Roma en la que Trajano no veía límites. Él pensaba que le convenía ser más grande porque era mejor luchar a 2.000 o 3.000 kilómetros de Roma, que luchar en sus calles para defenderla de los invasores.

¿Qué pasa con el imperio luego de Trajano?

Adriano decidirá que hay que retroceder y replegarse, y abandonará gran parte de las conquistas de Trajano. De hecho, hay toda una discusión histórica sobre si Trajano quería que lo sucediera Adriano. Yo soy de los que piensan que, teniendo en cuenta que Adriano llevó una política totalmente contraria, sigo la línea que apuntan algunos historiadores, en el sentido de que Adriano dio un golpe de Estado para hacerse con el poder.

Fútbol, el opio del pueblo
Es el circo de la era actual, dice Posteguillo

Al preguntarle sobre cuál sería el ‘pan y circo’ de la era actual, Santiago Posteguillo responde que el fútbol: “Un partido puede ser muy bonito. El problema –del que los deportistas no tienen la culpa– es la utilización que la política puede hacer de grandes eventos deportivos, como vimos hace poco en Brasil. Jamás pensé que iba a ver a ese país manifestándose contra el fútbol, los estadios y la Copa Confederaciones. Parece que hay gente que se da cuenta de que estos eventos son usados para adormecer a la población”.

El papel de los ‘renegados’

El escritor valenciano, de 46 años, también recupera en su libro a los ‘renegados’, esos legionarios de la frontera del imperio abandonados por el gobierno central. “Grandes reyes del norte les ofrecían dinero y una vida cómoda a estos oficiales e ingenieros si se pasaban al bando de los bárbaros y les enseñaban cómo luchaban y cómo construían puentes los romanos. En la novela ellos tienen un papel muy importante, porque hubo un intento de asesinar a Trajano”, explica.

CARLOS RESTREPO
Redactor de EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.