Críticas por anuncio de Petro de nueva rebaja en pasajes

Críticas por anuncio de Petro de nueva rebaja en pasajes

Según expertos, subsidios no deben comprometer futuro del Sistema Integrado de Transporte Público.

notitle
01 de noviembre 2013 , 07:46 p.m.

Por segunda vez en 14 meses, el alcalde Gustavo Petro anunció una nueva rebaja en el pasaje del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), pese a que durante todo este tiempo expertos y organismos de control han advertido desequilibrios económicos que hieren las finanzas de la ciudad.

Según explicó el mandatario, hay una partida de 138.000 millones de pesos de un fondo de estabilización que la Administración pretende usar como base para subsidiarles el pasaje a los afiliados al Sisbén 1 a 4.

Aunque Petro había dicho el jueves que el viernes radicaría un proyecto de acuerdo en el Concejo de Bogotá para sacar adelante la rebaja, el documento no llegó a la secretaría general del cabildo.

Fuentes del Distrito confirmaron que la iniciativa se aprobó en comité técnico de TransMilenio y que no afectará la tarifa técnica con la que se les paga a los concesionarios la operación de los buses del sistema.

Solo esperan que la Secretaría de Planeación les diga cuál es el censo de habitantes sisbenizados, para establecer el impacto fiscal de la medida.

Uno de los críticos de esta decisión es el exalcalde Jaime Castro. “Petro está comprometiendo la estabilidad de las finanzas del Distrito. TransMilenio dijo que el subsidio a SITP puede valer 1 billón de pesos. ¿De dónde va a salir la plata?”, sostuvo.

Para el exmandatario, la decisión reviste un interés electoral, “pues está haciendo campaña para evitar la revocatoria. Por ejemplo, con la primera rebaja, que benefició tanto a estrato 1 como a estrato 6, nunca midió el costo fiscal”, agregó.

Darío Hidalgo, experto en transporte y exdirectivo de TransMilenio, coincidió con Castro en que los subsidios deben ser más específicos. “Si es para permitir que quienes están excluidos por falta de capacidad de pago puedan usarlo, está bien; pero solo será coherente si se acompaña con otra medida que balancee el ingreso, como los cobros por congestión a carros particulares”, explicó.

El desequilibrio no es menor. Los usuarios de TransMilenio pagan 1.400 pesos en las horas valle y 1.700 pesos en las pico, y los del SITP pagan 1.400 pesos.

Pero la tarifa técnica de buses articulados –de costo variable– vale, según fuentes del sistema, 1.750 pesos; y la del SITP, 4.500, valores por encima de lo que pagan los usuarios del sistema.

Por su parte, la concejal Angélica Lozano, de Progresistas, dijo que “es válida la intención de aliviar el bolsillo de los más pobres, pero la gran inquietud es la sostenibilidad”.

De hecho, las rebajas decretadas el año pasado llevaron al Distrito a renegociar los contratos de los operadores de las fases I y II de TransMilenio, lo que les permite usar los buses que tienen más de 10 años, sin invertir más recursos.

Incluso, la Contraloría Distrital abrió un proceso de responsabilidad fiscal contra TransMilenio.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.