Obra de $12.000 millones se pudre entre hierros oxidados y basura

Obra de $12.000 millones se pudre entre hierros oxidados y basura

Con ella se buscaba mejorar aspecto del canal El Salitre. Acueducto la terminará en marzo del 2014.

notitle
01 de noviembre 2013 , 07:46 p.m.

En abril del 2009 se comenzaron a ver varias máquinas que intervenían el canal El Salitre, sobre la avenida 68 con calle 80. En ese momento, los comerciantes de almacenes de grandes superficies, los residentes del sector aledaño y hasta los ciudadanos de paso se ilusionaron con dejar de percibir los olores fétidos que salían del lugar.

Pensaron que con las obras se eliminarían las basuras, que atraen zancudos y aves de carroña que revolotean amenazantes.

Lo que prometía ser una obra que diera solución a todos estos problemas y que además optimizara el sistema troncal de alcantarillado de la cuenca El Salitre, entre la avenida calle 80 y aproximadamente 200 metros al occidente de la avenida carrera 68 sobre el canal, hoy es una mole de hierros oxidados, lama, basuras y, con esto, vectores y malos olores. “Aquí uno tiene que pasar tapado, porque, si no, uno llega con infección de garganta a la casa”, dijo Fernando Solórzano, residente de los edificios cercanos.

Lo más grave es que esta obra tuvo un valor de 12.156 millones de pesos, recursos de la Empresa de Acueducto de Bogotá (EAB-ESP).

En una primera fase se construyó un canal de aguas mínimas, entre la avenida calle 80 y la carrera 68, que intercepta los canales Río Negro y Río Nuevo, en el costado oriental de la avenida 68 con calle 80, para mejorar la fuerza de arrastre y evitar que se generaran procesos de sedimentación; pero, al contrario, hoy el canal está lleno de sedimentos que además se quedan atrapados en los hierros, que a simple vista se ven en estado de deterioro y llenos de escombros.

También se fabricó una estructura transversal en la que está pendiente construir una compuerta que permitirá el desvió de las aguas contaminadas hacia una planta de tratamiento. “Pero hoy no vemos sino un canal lleno de aguas putrefactas que, cuando hace calor, contaminan con el olor todo el entorno”, dijo otro residente vecino del sector de Metrópolis, quien prefirió reservar su identidad.

También hay pedazos de la construcción en donde se empozan las aguas y se llenan de basura.

Según el Acueducto, la firma Unión Temporal Canal Salitre, que debía terminar todo lo establecido en el contrato antes del 22 de octubre del 2012, solo entregó el 98,5 por ciento de las obras. El otro 1,5 por ciento restante lo planea ejecutar el Acueducto en marzo del 2014, argumentando que espera que “culmine la temporada invernal de los meses de octubre y noviembre del 2013 para acometer las obras desde diciembre”.

Lo evidente, según los ciudadanos, es una obra que ha estado abandonada por meses sin la más mínima intervención.

No obstante, el Acueducto explicó que hay varios factores que inciden en que se sigan presentando malos olores en la zona: aguas provenientes de conexiones erradas y combinadas, y presencia de recicladores que se ubican entre la avenida NQS y la carrera 68. “Vierten basuras y material de desecho al cuerpo del canal”, dijeron funcionarios de la empresa.

Aunque los ciudadanos también advirtieron de la presencia de habitantes de la calle y delincuentes en el sector, siguen afirmando que el deterioro mayor es a causa del abandono del Distrito. “Dígame, ¿quién debe limpiar el canal, recoger la lama, evitar que las basuras se estén filtrando en esos hierros abandonados?”, cuestionó Solórzano.

Acueducto dice que sí hace limpieza

El mantenimiento de los 90 canales que existen en Bogotá en 150 km² de área urbana depende de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

Esta operación se realiza, según explicaron, a través de dos modalidades, una de ellas contratos de apoyo. “En el 2013 se han invertido, en limpieza y mantenimiento de canales y quebradas, 11.619 millones de pesos”, aseguraron.

También se efectúan operaciones especiales a cargo de equipos operativos responsables de la limpieza de 210.000 pozos, 170.000 sumideros y 9.000 kilómetros de redes.

“Esto se hace durante todo el año y se intensifica en los meses previos a las lluvias”, dijo el Acueducto, empresa para la cual esta labor sería más duradera si existiera mayor compromiso ciudadano para no arrojar basuras a los drenajes y canales.

REDACCIÓN BOGOTÁ

Empodera tu conocimiento

Sal de la rutina

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.