'Nos echaron porque éramos de El Codito': Reportera Ciudadana

'Nos echaron porque éramos de El Codito': Reportera Ciudadana

Reportera ciudadana denuncia que fue discriminada en un exclusivo parque al norte de Bogotá.

notitle
31 de octubre 2013 , 08:27 p.m.

El pasado 16 de septiembre, Mariana Bejarano se encontraba en el parque Belmira (calle 143 con carrera 7A), acompañando a sus hermanos de 10 y 13 años a jugar en el espacio y paseando a su perro.

“Dejé a mis hermanos en el parque porque vi que no estaban permitidos los perros y di una vuelta con él, cuando volví me di cuenta de que una señora los estaba regañando porque mi hermanita era muy grande para estar en un juego. Empezó a cuestionar qué hacían ahí porque ella nunca los había visto, les decía que qué estaban buscando allá” afirmó Mariana.

La ‘señora’ (administradora de los conjuntos aledaños, Norma Constansa Gamba), se fue del parque y la niña le contó a Mariana que Gamba había llamado a la Policía. Minutos después llegaron los agentes y la administradora señaló a los niños. Según Bejarano, mientras Gamba hablaba con los policías, “unos muchachos más o menos de 16 años llegaron y se montaron en los mismos juegos que estaban mis hermanos, pero a ellos no les dijeron nada porque tenían ropa fina y tablets”.

Mariana agregó que cuando los agentes llegaron “empezaron a cuestionar a los niños a decirles que qué hacían en el parque, que si eran de El Codito. Yo hable con los policías y les pregunte qué pasaba y me dijeron que mis hermanos estaban ‘irrespetando el espacio público’”.

Finalmente, Mariana y sus dos hermanos, que pasaban un día libre del colegio en el parque de Belmira, abandonaron el lugar con lágrimas en los ojos por la “humillación” de la que habían sido víctimas.

MI ZONA se comunicó con la administradora de la urbanización para saber por qué se había desatado el episodio.

De acuerdo con Norma Constanza Gamba, ella se percató de la presencia de los menores y notó que estaban jugando en un espacio que no es para niños de su edad y les llamó la atención pero ellos respondieron de forma muy irrespetuosa, razón por la que ella acudió a la Policía.

“Usted no se imagina acá cuentos problemas tenemos, ese no fue nada, acá llega gente a consumir, a vender drogas y a robar, por eso uno acude a las autoridades”. Gamba agregó que los menores la amenazaron al irse del lugar y que minutos más tarde llegó su mamá, “una señora que no se deja hablar”.

La administradora negó que durante el episodio hubieran llegado jóvenes ‘bien vestidos’ y que por eso no se les hubiera llamado la atención.

MI ZONA intentó comunicarse con los patrulleros del cuadrante 34 pero al cierre de esta edición no había sido posible contactarlos.

REDACCIÓN MI ZONA EL TIEMPO

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.