La historia del colombianito que encantó al papa Francisco

La historia del colombianito que encantó al papa Francisco

El menor a quien llaman 'Carlos' se negó a separarse del pontífice. Fue adoptado por italianos.

notitle
30 de octubre 2013 , 11:23 p.m.

En el fondo, no tiene que sorprender a nadie: el pequeño de suéter amarillo que se robó el show el sábado pasado durante la homilía de la Fiesta de la Familia, en la plaza de San Pedro del Vaticano, es colombiano.

Su nombre real no ha sido publicado, pero la prensa italiana lo bautizó ‘Carlos’, en respeto a los deseos de sus padres adoptivos de proteger su privacidad. Este martes, medios de todo el mundo relataban cómo el pequeño captó la atención de todos cuando se negó a separarse del pontífice, abrazándose a sus piernas, o cuando se sentó, durante el Angelus, en el trono papal. El Corriere Della Sera puso la foto en su primera página. (Vea imágenes del momento).

Bergoglio no pareció molestarse con la presencia del niño y, por el contrario, le dedicó sonrisas y caricias y lo dejó besar el crucifijo que lleva colgado al cuello.

El niño vive con sus padres en Lanciano, una ciudad de la región de Abruzzo. El periodista Pier Paolo Di Nenno describió así la escena para el diario digital PrimaDaNoi.it: “El vestido blanco se cierra como un acordeón entre los pequeños brazos de ‘Carlos’, que acaba de rechazar a un hombre vestido de negro que trató de convencerlo, con un caramelo, de abandonar la escena. (...) El niño ni lo piensa, se queda allí y abraza al papa, que es de América del Sur, al igual que él”.

En charla con EL TIEMPO, el reportero dijo que ‘Carlos’ es un chiquillo sumamente “vivaz, inteligente y sensible” y que el episodio conmovió y divirtió a los presentes porque la espontaneidad del pequeño dio lugar a un hecho inédito en siglos de protocolo vaticano.

‘¡Ese es mi hijo!’

“El padre estaba allí con gente de la asociación Amici dei Bambini (una ONG de familias adoptivas y sustitutas que lucha contra el abandono infantil), pero estaba mucho más atrás. Cuando vio lo que pasaba solo tuvo tiempo de exclamar: ‘Dios mío, ese es mi hijo!’ ”, narró Di Nenno.

En el video de la ceremonia se ve al niño dando vueltas alrededor del santo padre, a quien luego parece sostenerle el micrófono, mientras Bergoglio habla de la importancia del respeto en las familias, expresado –dijo– en estas palabras: “Gracias, por favor y lo siento”.

‘Carlos’ llegó a Italia hace poco más de un año, en compañía de su hermano mayor. Ya habla un poco de italiano, pues asiste a una escuela primaria, pero el reportero que lo conoció cuenta que el niño parece tener un don “para comunicarse sin palabras”.

Y ofreció su propia explicación de la conexión especial que parecieron compartir ‘Carlos’ y Francisco.

“Como el papa, ‘Carlos’ llegó de Suramérica. Supongo que el tener la misma procedencia ayudó a desarrollar esa ‘amistad’ ”.

Di Nenno resaltó, además, que el hecho haya ocurrido precisamente cuando el papa hablaba para reafirmar la visión católica de la familia, la indisolubilidad del matrimonio y la importancia de la aceptación de los otros.

Son temas que solo se ven acentuados por la historia de ‘Carlos’, que tuvo que viajar a Europa para hallar una nueva familia y un nuevo comienzo.

La madre adoptiva de ‘Carlos’ lo expresó así en su cuenta de Twitter: “Es nuestra esperanza que la bendición que recibió nuestro hijo llegue a todos los niños abandonados en el mundo”.

Wilson Vega
Subeditor Internacional

 

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.